Kenia recibe a Obama con grandes medidas de seguridad

(EFE/ENTRAVISION).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a Kenia, la tierra donde nació su padre, para una visita de tres días, rodeado de fuertes medidas de seguridad. Para la llegada de Obama, Kenia cerró su espacio aéreo y blindó su capital con grandes medidas de seguridad para garantizar la integridad del primer […]

(EFE/ENTRAVISION).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a Kenia, la tierra donde nació su padre, para una visita de tres días, rodeado de fuertes medidas de seguridad.

Para la llegada de Obama, Kenia cerró su espacio aéreo y blindó su capital con grandes medidas de seguridad para garantizar la integridad del primer mandatario estadounidense en activo que visita este país africano.

El Air Force One, el avión presidencial, aterrizó en torno a las 20.00, hora local (17.00 GMT), en el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta de Nairobi, que permaneció cerrado al tráfico aéreo desde horas antes, y en donde fue el mandatario estadounidense fue recibido por una extensa comitiva encabezada por su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta.

Como parte de la agenda, el presidente estadounidense participará en la Cumbre Mundial de Emprendedores (GES), organizada de forma conjunta por EEUU y Kenia, y después rendirá tributo a las víctimas y supervivientes de los atentados de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Nairobi y Dar es Salaam, Tanzania, donde murieron 229 personas.

Las principales arterias de la capital, e incluso barrios enteros, han quedado completamente cortados al tráfico y al paso de peatones a las 14.00 hora local. Y así se mantendrán hasta que el presidente abandone el país, el próximo domingo por la tarde.

Ese día se aplicarán las mismas medidas para la maniobra de despegue que le alejará de la tierra donde nació su padre y le llevará a Etiopía, país que también visita por primera vez un presidente estadounidense en activo.

Asimismo, durante todo este fin de semana, Kenia mantendrá una prohibición de volar por debajo de los 20.000 pies en su espacio aéreo.

Pero la mayor pesadilla de turistas y viajeros no serán los probables retrasos en los vuelos, sino el corte de las principales vías de acceso y lugares por los que discurrirá la caravana presidencial en la ciudad, que ha paralizado por esta razón gran parte de su actividad.

Aunque el portavoz del gobierno keniano, Manoah Esipisu, avisó ayer de que la jornada de hoy no era "una festividad pública", lo cierto es que la mayoría de oficinas y establecimientos han tenido que echar el cierre por las dificultades para desplazarse.

Situación por la que algunos locatarios consideran que la visita de Obama, contrario a beneficiarlos los está perjudicando y les hará perder dinero. Lejos de quejarse, otros kenianos entienden que el presidente norteamericano, venerado en el país donde nació su padre, merece todas las medidas de seguridad adoptadas para protegerlo.

 



Kenia recibe a Obama con grandes medidas de seguridad