Obama se comió las sobras de la comida de un oso

El presidente Barack Obama comió las sobras de la comida de un oso al lado del aventurero británico Bear Grylls, quien impartió a l mandatario un curso intensivo de supervivencia, y que será parte del programa Running Wild de la NBC. El video que promociona el programa muestra un fragmento en el que el mandatario […]

El presidente Barack Obama comió las sobras de la comida de un oso al lado del aventurero británico Bear Grylls, quien impartió a l mandatario un curso intensivo de supervivencia, y que será parte del programa Running Wild de la NBC.

El video que promociona el programa muestra un fragmento en el que el mandatario de EEUU comparte los restos de un salmón que dejó un oso con el popular presentador Bear Grylls.

En el fragmento que fue presentado se puede ver al mandatario diciendo que “Bear es un cocinero mediocre, pero el hecho de que estábamos comiendo algo reconocible era alentado”, Obama también agrega que  "El hecho de que él me contara que el pez era parte de los restos de la comida de un oso, no sé si eso era necesario. Podría haberse callado”

//platform.twitter.com/widgets.js
El programa fue grabado durante la visita que Obama realizó a Alaska, donde habló de los efectos que está causando el cambio climático en el mundo

El episodio especial del programa Running Wild se emitirá en otoño en NBC. No es la primera vez que aparecen invitados especiales en el show televisivo. En el programa de Bear Grylls  han aparecido personalidades como Zac Efron, Deion Sanders, Michelle Rodriguez y Kate Winslet.

El primer presidente estadounidense que llega al Círculo Ártico

Durante la visita presidencial, Obama intentó recabar apoyo para sus políticas ambientales que favorecen la lucha contra el cambio climático. Luego visitó un glaciar que se está descongelando rápidamente y aprovechó para enfatizar los efectos del cambio climático.

Sobre el Glaciar Exit el mandatario mencionó que la causa de que se esté descongelando “Indica, d los cambiantes patrones de inviernos con menos nieve, más largos y veranos más calientes veranos. Cuando los glaciares se erosionan, es también una señal de la cantidad de agua que se está introduciendo en los océanos, aumentando los niveles de los mares. El calentamiento está teniendo un impacto en la flora y la fauna de este Parque Nacional

Obama también realizó un recorrido en bote por la Bahía de la Resurrección en la Península de Kenai.



Obama se comió las sobras de la comida de un oso