Gobierno mexicano condecora a príncipe Carlos tras criticada visita

El 9 de septiembre pasado el embajador de México, Diego Gómez Pickering, entregó las condecoraciones (@PressAssociation)

La visita de Estado a Reino Unido, que incluyo a las hijas del presidente, costó más de 7 millones

(ENTRAVISION).-  Por impulsar la visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto, y toda su familia, a Reino Unido fueron condecorados con la Orden Mexicana del Águila Azteca el príncipe Carlos y su esposa Camila, al igual que otros 12 ciudadanos británicos.

El 9 de septiembre pasado el embajador de México, Diego Gómez Pickering, entregó las condecoraciones en grado de banda al príncipe de Gales, Carlos, por medio del enlace del Palacio de Buckingham.

Así como a Camila, duquesa de Cronwall, al príncipe Ricardo, duque de Gloucester, y para lady Susan Katharine Hussey, dama de compañía de la reina Isabel II, quien en 1973 recibió la Orden Mexicana del Águila Azteca por parte del gobierno de México.

También se entregaron condecoraciones a los funcionarios de la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad Británica, según diario 24 horas.

La visita de Estado de Peña Nieto a Reino Unido se realizó del 3 al 5 de marzo pasado, con una criticada comitiva de más de 200 personas, entre las que se incluían a su esposa Angélica Rivera, quien incluso visitó las instalaciones de la serie inglesa Downton Abbey.

Además de sus cinco hijas e hijastras, que aparecieron ataviadas en vestidos de diseñador, con costos superiores a los 7 mil dólares, según detalló un artículo de The Huffington Post, y que cargaron hasta con el estilista.

Los excesos en la visita del mandatario mexicano fueron severamente criticados en medio de una crisis económica y de credibilidad a su gobierno, que finalmente gasto más de 7 millones de pesos en este viaje de tan solo tres días, según reveló Radio Fórmula.



Gobierno mexicano condecora a príncipe Carlos tras criticada visita

La visita de Estado a Reino Unido, que incluyo a las hijas del presidente, costó más de 7 millones