Publican informe de la “verdad histórica” sobre los 43 de Ayotzinapa
Publican informe de la “verdad histórica” sobre los 43 de Ayotzinapa

Publican informe de la “verdad histórica” sobre los 43 de Ayotzinapa

La PGR publicó el expediente del caso Iguala tachado, pero exhibiendo testimonios de normalistas sobrevivientes y casos de tortura contra los presuntos autores materiales

(ENTRAVISION).- El expediente que contiene la “verdad histórica” presentada por el exprocurador, Jesús Murillo Karam, sobre el caso de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, el 26 de septiembre de 2014, fue publicado este domingo por la Procuraduría General de la República.

El documento oficial de la averiguación previa del caso Iguala consta de 54 mil fojas, divididas en 85 tomos y 13 anexos, con peritajes médicos de los detenidos tachados, al igual que nombres de testigos y agentes involucrados. Aun así, el informe exhibe los testimonios de los detenidos y sobrevivientes.

Aunque los peritajes médicos de Patricio Reyes Landa “El Pato”, Jonathan Osorio Gómez “El Jona”, Agustín García Reyes  “El Chereje”, los presuntos autores materiales de asesinar y quemar a los estudiantes en un basurero de Cocula, no son visibles para saber si presentaron lesiones, una declaración del primero en mención narra las torturas a las que fue sometido.

“El Pato” aceptó trabajar como sicario de la organización criminal Guerreros Unidos, con un ingreso de 8 mil pesos mensuales, también estaba encargado de vigilar que ningún miembro de otra organización intentara ocupar Cocula, pero sin secuestrar, extorsionar o cobrar cuotas.

Además, desmiente la versión de la Policía Federal sobre su detención, y en la declaración narró como entraron violentamente a su casa para detenerlo mediante golpes, “me subieron a un vehículo, me vendaron de ojos, pies y manos, y me volvieron a golpear y dar toques y me pusieron un trapo en las narices echándome agua y toques adentro de la boca y en los testículos… me decían cuando me dejaban que si me preguntaban que si me habían golpeado dijera que me había caído de la barda porque si no se iban a desquitar con mi esposa e hijas, me amenazaban que me iban a hacer pedazos y echarme en una bolsa”.

Los primeros 12 tomos están dedicados a la “verdad histórica”, sin que existan declaraciones de los padres. En el primer tomo se detalla por parte de los detenidos la versión del basurero de Cocula. De acuerdo a las declaraciones, los normalistas llegaron al basurero en un camión, la mayoría muertos, y ahí mismo mataron a los sobrevivientes, los arrojaron a la parte baja del basurero y quemaron los cuerpos, haciendo guardias para asegurar que el fuego durara horas.

Sin embargo, esta es la misma versión que desmintió el Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI), integrado por cinco representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a principios de septiembre pasado. Asimismo, la organización ya había recomendado a las autoridades investigar casos de tortura en este caso y en mayo denunció que los tres detenidos habían sido torturados para inculparse.

INVOLUCRAN A UN NORMALISTA CON LOS ROJOS Y DESCRIBEN ASESINATO DE OTROS

 En las declaraciones de Jonathan Osorio Cortés “El Jona”, uno de los normalistas desaparecidos es involucrado en la organización delictiva de “Los Rojos”. Se trata de Cutberto Ortiz Ramos “El Cochiloco”, quien supuestamente dirigía a los estudiantes la noche del 26 de septiembre de 2014.

“El Jona” reconoce al estudiante Adán Abraham de la Cruz, quien llegó muerto al basurero de Cocula; a Miguel Ángel Hernández Martínez, quien le reclamó al “Cochiloco”; a Jorge Luis Gonzalez Parral, a quien asesinaron con un tiro en la cabeza para intimidar al “Cochiloco”.

 ¿QUÉ DIJERON LOS SOBREVIVIENTES?

Algunos de los normalistas que sobrevivieron al ataque de sus compañeros la noche del 26 de septiembre de 2014, detallaron como fueron perseguidos, acorralados e hicieron lo posible por escapar de los disparos por parte de policías municipales de Iguala, al punto en que sobrevivieron por pedir refugio en las viviendas cercanas.

“Dispárenles a esos perros” fue lo que escuchó uno de los normalistas que intentaba huir, quien también cuenta como tenían que lanzarse al suelo para esquivar las balas que zumbaban en sus oídos.

Coinciden en una intensa jornada de violencia que inició cuando los autobuses en que viajaban se vieron rodeados de policías, mismos que se acercaban disparando mientras los estudiantes repelían con piedras el ataque.

En su afán por escapar corrieron a parajes obscuros, incluso en techos de las viviendas cercanas, mismas de las que algunos vecinos salieron para pedir cesara el ataque. Otros lugareños les abrieron la puerta para darles refugio hasta el amanecer.

Según una de las declaraciones, uno de los “testigos sin identidad” detalla que fue hasta que llegó a declarar a la Procuraduría cuando se enteró que varios de sus compañeros habían muerto y otros estaban desaparecidos.

¿POR QUÉ PUBLICARON EL INFORME?

En un comunicado la PGR destaca que la publicación del expediente es para garantizar el derecho al acceso de la información de la ciudadanía, siendo la Transparencia y Rendición de Cuentas uno de los ejes principales del trabajo de la actual titular, Arely Gómez, quien instruyó poner la versión publica de la averiguación en el portal de la dependencia.

También detalla que la elaboración de la versión publica tomo más de siete meses, con la participación de 100 servidores públicos, garantizando el derecho a la privacidad, presunción de inocencia y debido proceso de víctimas, testigos, ofendidos y presuntos responsable.

Con información de SinEmbargo y La Jornada.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui