Indígenas oaxaqueños denuncian a francesa por plagiar diseños
Indígenas oaxaqueños denuncian a francesa por plagiar diseños

Indígenas oaxaqueños denuncian a francesa por plagiar diseños

La diseñadora respondió ante las críticas y reconoció el valor del origen de los pueblos indígenas oaxaqueños.

Nueva York, (ENTRAVISION).- Autoridades del estado de Oaxaca han decidido tomar acción legal contra Isabel Marant, diseñadora francesa que supuestamente desea reclamar los derechos de autor de diseños de hace 300 años de una comunidad indígena oaxaqueña para venderlos en Europa.

Hay mucha confusión sobre quién quiere las regalías y quién admite la autoría de las comunidades indígenas. Algunos medios reportan que oaxaqueños de Santa María Tlahuitoltepec se enteraron esta mañana que tenían que pagar regalías a la empresa Antik Batik (y no Isabel Marant) por hacer la ropa que han confeccionado desde hace siglos, ya que la compañía inició un juicio de reclamo de derechos de autor por algunos de los diseños de las prendas mixe.

Adelfo Regino Montes, secretario de Asuntos Indígenas, advirtió que el gobierno oaxaqueño impugnará el reclamo y dijo que tanto el gobierno de Francia como Antik Batik están obligados a respetar los derechos colectivos de los pueblos originarios.

Un vestido tradicional indígena mixe es un símbolo de su identidad, pero ahora ese vestido es presentado en el sitio de moda internacional Net-A-Porter y se vende con un precio de 200 euros, algo así como 4,500 pesos mexicanos. La prenda original tiene un valor de 300 pesos en Tlahuitoltepec, Oaxaca.

Regino Montes citó la Declaración de la ONU y dijo que los pueblos indígenas tienen el derecho  mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural.

Se espera que el municipio emprenda acciones legales en contra de Marant y su compañía por el plagio del diseño de sus blusas y la apropiación de patrimonio cultural ancestral, pero se desconoce si saben que Marant realmente no es la que reclama la autoría.

Por otra parte, la oficina de Marant indicó que la diseñadora ha sido muy clara al dar el crédito de sus prendas a la comunidad oaxaqueña en la que se inspiró y que no tienen intenciones de hacer un reclamo de la autoría del diseño.

No es la primera vez que existe debate entre la industria de la moda y sus “inspiraciones”. Muchas marcas alrededor del mundo han tenido que disculparse y retirar prendas de sus tiendas por ser criticadas de apropiación cultural.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui