Deportarán a 121 indocumentados atrapados en redadas en EEUU

Entre los detenidos hay adultos y menores de edad, que serán deportados a sus países de origen. (Archivo)

Secretario de Seguridad Nacional y el Portavoz de la Casa Blanca aseguran que el proceso es completamente legítimo

Washington, (EFEUSA).- Estados Unidos deportará a 121 inmigrantes indocumentados que fueron detenidos el pasado fin de semana en una serie de operaciones en los estados de Georgia, Texas y Carolina del Norte, informó hoy el Gobierno.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, divulgó las cifras en un comunicado, en el que explicó las últimas actuaciones de su departamento en materia de deportaciones.

Las organizaciones defensoras de los inmigrantes protestan desde finales de diciembre por una información publicada entonces por el diario The Washington Post sobre una supuesta campaña de redadas del Departamento de Seguridad Nacional para deportar a miles de familias de inmigrantes indocumentados.

Johnson explicó hoy que las 121 personas detenidas este fin de semana son adultos y niños que fueron interceptados después del 1 de mayo de 2014 cruzando la frontera con México de manera ilegal.

Se trata de personas que tienen órdenes finales de deportación por una corte migratoria y que han agotado todos los recursos legales, al no tener derecho a reclamar asilo u otro alivio humanitario bajo las leyes estadounidenses.

La mayoría de los detenidos han sido trasladados primero a centros de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), a la espera de que se emitan sus documentos de viaje para volver a sus países de origen, centroamericanos en la mayoría de los casos.

 

TIENEN EL VISTO BUENO DEL PRESIDENTE OBAMA

Preguntado al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, defendió hoy que Johnson ha priorizado los casos de llegadas recientes, lo que, dijo, está en sintonía con la política del presidente Barack Obama.

"La gente debería sacar en conclusión que esta Administración sí es seria con el cumplimiento de la ley", afirmó Earnest, para subrayar lo peligroso de la travesía de los inmigrantes hasta Estados Unidos y la voluntad del Gobierno de desalentar la inmigración irregular.

Desde el verano de 2014, el momento más crítico de la crisis migratoria de menores centroamericanos no acompañados, EEUU ha ido aumentando el ritmo de las deportaciones, con una media de 14 vuelos a la semana y una mayoría de adultos solos.

En el año fiscal 2015, que concluyó el 30 de septiembre pasado, el número de detenciones de la patrulla fronteriza disminuyó hasta 331,333 en la frontera con México, el menor número registrado desde 1972 con la excepción de un año, según los datos divulgados hoy por el Departamento de Seguridad Nacional.

Sin embargo, en los últimos meses el número de detenciones en la frontera sur ha vuelto a crecer.

 

RECUERDAN QUE ESTABA ADVERTIDO

Johnson aprovechó hoy su comunicado para recordar que en noviembre de 2014, como parte de las medidas ejecutivas inmigratorias de Obama, ya anunció las nuevas prioridades en la política de deportaciones.

A cambio de endurecer la política de deportaciones para aquellos que cruzaron recientemente la frontera, Obama emitió entonces otras medidas, actualmente bloqueadas judicialmente, para frenar de forma temporal la deportación de padres con hijos estadounidenses y de jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños.

En ese marco, Johnson determinó que los recursos de su departamento se centrarían en criminales convictos y otras personas que supongan una amenaza para la seguridad pública.

Esas nuevas medidas también establecieron la deportación prioritaria de los que cruzaron la frontera ilegalmente después del 1 de enero de 2014.



Deportarán a 121 indocumentados atrapados en redadas en EEUU

Secretario de Seguridad Nacional y el Portavoz de la Casa Blanca aseguran que el proceso es completamente legítimo