Joven de Utah sobrevive 3 ataques terroristas: Boston, París y Bruselas

En Bruselas resultó lesionado

(ENTRAVISION).- Mason Wells, un joven de 19 años, originario de Utah ha estado en el lugar de tres atentados terroristas y afortunadamente vive para relatar esos momentos.

En Bruselas resultó lesionado porque estuvo a poca distancia de las detonaciones, en Boston también estuvo cerca y sintió el impacto, en París no estaba a su alcance, pero fue testigo de todo lo que se vivió ahí tras el ataque.

Hoy se recupera de las lesiones provocadas por una de las explosiones del martes en el aeropuerto de Bruselas, durante el ataque a la terminal aérea y al metro que dejó 31 muertos y 230 heridos en la capital de Bélgica.

Lleva casi dos años como misionero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la sede de París, Francia.

EL AEROPUERTO DE BRUSELAS:

Wells quedó con una herida en la cabeza, quemaduras de segundo y tercer grado, lesiones por esquirlas y una cicatriz por una cirugía, pues estaba a poca distancia de uno de los explosivos que detonó en el aeropuerto Zaventem.

Él y otros ministros estaban despidiendo a una misionera francesa que viajaría a Cleveland, justo en el punto cero del ataque ocurrido a las 8:00 de la mañana aproximadamente,

Su papá se comunicó con el jefe de la misión en cuanto escuchó las noticias, Le informaron que estaba bien, pero no pudo hablar directamente con él hasta ocho horas después que salió de la cirugía.

EL MARATÓN DE BOSTON

El misionero y su padre sintieron la tierra estremecerse cuando una bomba casera en una olla de presión explotó a casi una cuadra del punto donde ellos esperaban a que la madre del joven pasara corriendo en el Maratón de Boston.

LOS ATENTADOS DE PARÍS
Él está destinado a la Misión de París, pero la noche del 13 de noviembre se encontraba a dos horas de distancia de la capital de Francia, donde ocurrieron los atentados que dejaron a 137 muertos y más de 350 heridos, pero esa distancia no dejó de preocupar a sus padres.
Wells fue testigo del ambiente de terror y de los operativos que siguieron al ataque.
EXPERIENCIAS FUERTES SON BENDICIONES
Su padre espera que esta sea la última vez que le ocurre algo así. Está en su penúltima escala como misionero y le faltan cuatro meses para regresar a casa.
“La manera en que nos ponemos de pie luego de que sucede algo como esto, es una verdadera prueba de carácter… él fue bendecido significativamente por Dios. Por esto lo vemos como una bendición, no como una maldición”.
El exjugador de futbol y Lacrosse planea estudiar Ingeniería en la Universidad de Utah y volver a solicitar su ingreso a la Academia Naval.



Joven de Utah sobrevive 3 ataques terroristas: Boston, París y Bruselas

En Bruselas resultó lesionado