Ley sobre baños al centro de la campaña electoral en EE.UU.

La polémica ley de Carolina del Norte ha colocado el debate sobre los derechos transexuales en el centro de la carrera por la Casa Blanca.

La nueva ley de Carolina del Norte que obliga a usar los baños públicos de acuerdo con el sexo original de cada persona, ha colocado el debate sobre los derechos transexuales en el centro de la campaña por la presidencia de Estados Unidos.

La medida, y la reacción que ha surgido en su contra, han introducido un tipo diferente de energía a la carrera por la Casa Blanca.

Tras ser promulgada, la ley ha originado un debate entre liberales y conservadores.

Después de que la cadena de tiendas Target confirmó que sus clientes pueden usar cualquiera de los baños, marcados para hombre o mujer, según el género con el que se identifiquen, la Asociación Americana de la Familia convocó a un boicot contra la empresa.

El aspirante a la candidatura presidencial republicana, Donald Trump, se mostró en principio del lado de la comunidad LGBT (lésbica, gay, bisexual y transexual).

El multimillonario empresario descartó que permitirle a las personas transexuales utilizar el baño en que más cómodo se sientan no es una amenaza a la seguridad de niños y niñas.

"Que lo dejen como estaba. Ha habido pocas quejas tal y como estaba. Ahora Carolina del Norte ha hecho algo muy fuerte y están pagando un gran precio por ello", indicó Trump en un encuentro televisado con votantes.

Su principal rival, Ted Cruz se apresuró de inmediato a dejar bien claro que está del lado de los conservadores en cuanto a los derechos de las personas transgénero se refiere.

"No deberíamos facilitar que niñas pequeñas queden solas en los baños con hombres adultos. Eso es simplemente una idea mala, mala, mala", apuntó Cruz.

Mientras, los dos candidatos demócratas, Hillary Clinton y Bernie Sanders, dejaron bien claro su respaldo a la comunidad LGBT.

Ambos condenaron la ley transfobica de Carolina del Norte diciendo que no hay espacio para tal animosidad anti-LGBT flagrante en la América moderna.

La polémica medida está también afectando otras campañas dentro de Carolina del Norte, incluyendo la reelección del senador republicano Richard Burr y la del gobernador Pat McCrory, el firmante de la legislación.

La ley de baños, aprobada el mes pasado por el legislativo estatal y firmada por el gobernador republicano, restringe en varios campos la autoridad de los municipios para legislar contra la discriminación por orientación sexual, pero el aspecto que ha logrado mayor relevancia es el de los baños.

 



Ley sobre baños al centro de la campaña electoral en EE.UU.

La polémica ley de Carolina del Norte ha colocado el debate sobre los derechos transexuales en el centro de la carrera por la Casa Blanca.