A Juliancito por poco se lo devora el coco… drilo

Pero admite que le excitó coquetear con el peligro

Los Ángeles, (ENTRAVISION).- A pesar de apenas haber cumplido los 21 años, el aspirante a cantante Julián Figueroa sigue muy apegado a su célebre madre Maribel Guardia y seguro más ahora que casi cayó en las garras de la muerte.

"Me tiré a un río a nadar seis veces de ida y vuelta y casi me come un cocodrilo", detalló el hijo del difunto cantautor Joan Sebastian en una entrevista para Ventaneando.

Pero al parecer quedó encantado con jugar con fuego pues agregó que "fue una experiencia muy padre, no solo la del cocodrilo, sino estar en contacto con la naturaleza".



A Juliancito por poco se lo devora el coco… drilo

Pero admite que le excitó coquetear con el peligro