Investigan a exoficial de Georgia por maltrato y muerte de perros K-9
Investigan a exoficial de Georgia por maltrato y muerte de perros K-9

Investigan a exoficial de Georgia por maltrato y muerte de perros K-9

Murieron en diferentes circunstancias por responsabilidad del agente

(ENTRAVISION).- Crecen los señalamientos contra un expolicía escolar del condado Cherokee en Georgia, quien primero fue acusado de crueldad animal cuando su perro murió encerrado en una patrulla en un día caluroso. Ahora lo investigan por tres casos.

El segundo incidente, que él admitió, fue haber disparado contra otro perro y además las autoridades encontraron el cadáver de un tercer animal, informaron el miércoles.

Dos de los perros fueron compañeros del oficial veterano Daniel Peabody, de 50 años.

Además de la preocupación por la crueldad animal, el caso implica una pérdida de confianza del público, dijo otro policía, pues s e trataba de un agente asignado a una escuela.

En medio de la investigación Peabody renunció.

El mes pasado, el veterano dejó al perro con el que trabajaba, un malinois belga de 4 años, llamado Inca en una patrulla sin ventilación, en un día caluroso, estacionada afuera de su casa alrededor de las 4:00 de la tarde, dijeron los alguaciles.

La patrulla no estaba equipada con una perrera, ni con alarma para altas temperaturas, indicó el reporte.

Unas tres horas después, Peabody se dio cuenta de que Inca no estaba en su espacio, en la casa. El perro murió por un golpe de calor.

El teniente Peabody tenía al can desde que era un cachorro y este lo acompañaba en sus deberes, que incluía la detección de drogas.

Los investigadores pronto recibieron una pista de que Inca no era el primer animal que fallecía bajo custodia del oficial. Hubo otroK-9, un labrador amarillo llamado Dale, a quien tuvo asignado entre 2007 y 2012.

Dale fue retirado de servicio, pero permaneció con Peabody hasta que murió. La primera versión del teniente fue que se asfixió con una pelota de tenis, pero después confesó que lo mató a tiros porque supuestamente estaba enfermo.
Lo enterró en su patio y los investigadores encontraron sus restos con una notoria herida de bala.

El 22 de junio, Peabody fue acusado de crueldad animal por la muerte de Inca y por mentir en su testimonio sobre el fallecimiento de Dale.

El exoficial renunció antes de su arresto y ahora está libre bajo fianza, en espera de un juicio.

El martes, el caso dio otro giro cuando el forense determinó que el cadáver desenterrado no era el de Dale, sino el de otro malinois belga, de unos 10 años de edad, que posiblemente estuviera emparentado con Inca.

“Los restos de Dale no se han encontrado”, aclara la investigación, “Queremos poner este asunto a descansar. Queremos una conclusión, Necesitamos estar 100 % seguros. Ahora hay otro perro que fue asesinado por su cuidador. Queremos descubrir porqué no tenemos uno de los cuerpos”.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui