Trump se pagó a sí mismo millones de dólares por "asesorar" sus empresas

Empresas controladas por Trump le pagaban a él mismo por usar cosas que él poseía, incluyendo su nombre, antes de declararlas en bancarrota.

(CNNMoney) -- En 1995, la primera y única oferta pública inicial de Donald Trump recaudó $140 millones por parte de inversores públicos bajo el símbolo DJT. Una década más tarde, Trump Hotels & Casino Resorts se declaró en quiebra.

La compañía de casinos registró pérdidas cada año en que fue pública. Más de $600 millones en total entre 1995 y 2004, según muestra un análisis de CNNMoney sobre 10 años de presentaciones corporativas.

DJT pagó a Trump generosamente cada año. Su salario, bonos y opciones totalizaron cerca de $20 millones.

Otros $18.5 millones provinieron de lo que los documentos presentados califican como "otras" compensaciones. Eso incluye una serie de ingeniosos arreglos:

- Complejos contratos de consultoría pagados a Trump por asesorar a su propia compañía.

- Acuerdos de licencia en virtud de los cuales DJT pagó a Trump por utilizar el nombre de Trump.

- Reembolsos por las veces que la compañía utilizó su jet o su campo de golf personales para clientes VIP.

En otras palabras, una empresa que Trump controlaba estaba pagándole a él mismo por usar cosas que él poseía, incluyendo su nombre.

La campaña de Trump no respondió a una solicitud de comentarios para este artículo.

CONSULTORÍA

Un ejemplo de los acuerdos de consultoría entre DJT y Trump: Entre 1999 y 2002, la compañía pagó a Trump $10.2 millones según un acuerdo denominado "Castel Services".

En virtud de este acuerdo, una entidad llamada TCI-II proporcionó servicios de mercadotecnia, publicidad y promoción a una sociedad limitada llamada Castle Associates.

Trump fue mencionado como el único director y accionista de TCI-II. También era el presidente de Castle Associates, una asociación que era propietaria del Trump Marina Hotel. El acuerdo se dio por terminado después de 2002.

TRUMP TAJ MAHAL

En 1995, Trump ganó $1,7 millones por prestar servicios de consultoría a Taj Associates. Ese grupo era propietario del casino Trump Taj Mahal, que en ese momento era propiedad mayoritaria de Trump. Eso, en lenguaje simple y llano significa lo siguiente: La empresa pagó a Trump por ofrecer asesoría experta a un casino en el que él poseía una participación.

Y también está lo que fue conocido como el acuerdo con "TPM Services". Esto requirió que Trump Plaza Management, una empresa propiedad total de Trump, proporcionara servicios de consultoría para mercadotecnia y publicidad, así como la licencia del nombre Trump para una filial de DJT. Trump recibió $1.3 millones por estos servicios solamente en 1995.



Trump se pagó a sí mismo millones de dólares por "asesorar" sus empresas

Empresas controladas por Trump le pagaban a él mismo por usar cosas que él poseía, incluyendo su nombre, antes de declararlas en bancarrota.