Se le meten en la fila y después gana la lotería

El nuevo millonario recibió gran recompensa por no perder la paciencia

(ENTRAVISION).- El haber dejado pasar un acto descortés dio grandes resultados para un hombre de Nueva Zelanda, quien se hizo acreedor a un premio de un millón de dólares tras comprar un boleto de lotería.

El sujeto, cuya identidad no ha sido revelada, salió de trabajar recientemente y se dirigió a una tienda Pak N Save Papamoa para comprar un boleto de lotería.

Mientras hacía fila, otro cliente se coló enfrente de él y como no tenía prisas no le dijo nada, indicó el New York Post.

“Estaba en la fila y un cliente se metió enfrente de mí. No tenía prisa, así que lo dejé quedarse ahí y no dije nada. Supongo que hice buen karma”, explicó.

Y pareciera que fue así, pues el boleto que compró, es decir, el que no le hubiera tocado si hubiera reclamado su lugar en la fila, resultó ser el ganador.

El sujeto dijo que tras el anuncio de los números ganadores, tardó varios días en asimilar que había salido victorioso e incluso se le olvidó decirle a su esposa en cuanto se enteró.

“Mi mente se puso en blanco. No estaba pensando bien, así que guardé el boleto y me fui a trabajar como de costumbre”, relató el hombre, quien piensa adquirir una casa con sus ganancias.




Se le meten en la fila y después gana la lotería

El nuevo millonario recibió gran recompensa por no perder la paciencia