Larry Hernández fue apapachado en la cárcel

FOTO Captura de Suelta la Sopa

Pero su fama causó que lo dejaran solo con sus pensamientos

Los Ángeles, (ENTRAVISION).- A principios de su reclusión en Carolina del Sur, Larry Hernández se llevó la sorpresa de haber sido recibido con los brazos abiertos por los presos.

“El primer día duré como unas cuatro horas con mexicanos, con güeros, con morenos, entonces este muchacho que estaba ahí en la cárcel me empezaron [sic] a dar unas cobijas, una almohada mejor que la que tenía ahí. Me dieron el mejor colchón ellos porque les gustaba mi música”, detalló el exponente de narcocorridos en una entrevista para Telemundo.

Sin embargo, el polémico grupero explicó que el trato especial no le duró mucho: "No podían dejarme con todos los reos porque corría el peligro que escucharan todo lo que decía. De que por ser el perfil que tenía me podían hacer daño [sic]. Entonces me dicen ellos que 'te vamos a poner en un cuarto donde vas a estar tú solo'".

Asimismo, Larry reveló que no estaba preparado mentalmente para el reto que le arrojaron: "Cuando llego, es un cuarto de castigo con una sola puerta. Ahí fue donde sentí lo feo; todos los días que dure ahí en mi soledad. Yo no tuve otro conocimiento de la cárcel más que estar en un hoyo".



Larry Hernández fue apapachado en la cárcel

Pero su fama causó que lo dejaran solo con sus pensamientos