¿Cómo lidiar con el cambio de horario?
(MGN)
¿Cómo lidiar con el cambio de horario?
(MGN)

¿Cómo lidiar con el cambio de horario?

A pesar de que solo es una hora, esta modificación puede alterar también el “reloj biológico” y las actividades cotidianas

(NOTICIAS YA).- El modificar los relojes para ajustarse al horario de invierno –atrasándolos una hora antes de dormir o exactamente a las 2 de la mañana de este domingo– nos “regala” una hora extra de sueño, pero también puede ocasionar molestas alteraciones a nuestro “reloj biológico”.

Tal vez en el día puedas sentirte fresco y descansado, pero al tratar de dormir la noche del domingo, tu cuerpo puede resistirse a descansar una hora antes de lo normal, causando potencialmente cansancio, irritabilidad o dolores de cabeza al día siguiente.

Milenio Digital preparó una serie de consejos para que la transición al horario de invierno no cause estragos en tu físico.

Comer bien: al haber atrasado tu reloj una hora, es probable que al despertar tengas más hambre. La recomendación es no desayunar muy pesado, además de hacerlo (también las demás comidas) alrededor de media hora después de lo acostumbrado para que el cuerpo se regularice. Asimismo, cenar muy pesado podría hacer que quieras dormir más tarde, alterando el ciclo de sueño.

Hacer ejercicio: realizando media hora de ejercicio de baja intensidad dos o tres horas antes de irte a dormir ayudará a ajustarse al cambio. Además, debido a que hiciste actividad física, tu descanso será mejor y te despertarás con más energía.

Tomar el sol: el ritmo interno del cuerpo se rige por factores como la cantidad de luz a la que estamos expuestos y las temperaturas, por lo que se recomienda exponerse una hora a la luz del sol para ajustar el ritmo circadiano.

Suelta el teléfono: los teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos nos exponen a luz no natural que hace pensar al cuerpo que todavía no es hora de dormir. Algunos equipos cuentan con la opción de modo nocturno, el cual no desestabiliza el ciclo del sueño. Asimismo, estar interactuando a través de redes sociales activa el cerebro, impidiendo que se relaje y se prepare para dormir.

Ser constante: establecer horarios para ir a dormir y para despertar garantiza un buen descanso y facilita levantarse por la mañana.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui