VIDEO: La delgada línea entre el bullying y el suicidio
Foto: MGN
VIDEO: La delgada línea entre el bullying y el suicidio
Foto: MGN

VIDEO: La delgada línea entre el bullying y el suicidio

Al menos uno de cada cuatro niños admitió haber sido acosado durante el año escolar

(NOTICIAS YA).- Aunque existe mayor concientización al respecto, los casos de acoso parecen ser el común denominador entre los menores de edad escolar, y preocupantemente en los últimos años se ha encontrado una relación entre el bullying y el suicidio.

Incluso, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) considera el acoso escolar y el suicidio como problemas graves de salud. El primer factor conlleva problemas negativos y duraderos en la salud mental, y el bienestar general, de niños y jóvenes, lo cual podría derivar en el segundo punto.

El bajo rendimiento escolar, el deseo de no ir a clases, abuso de sustancias, violencia sexual, ansiedad, conducta violenta, y depresión, son tan solo algunos de los factores que pueden dañar a un menor que sufre bullying, y no solo en ellos sino también en los agresores.

De acuerdo al Centro Nacional de Estadísticas Educativas, al menos uno de cada cuatro niños admitió haber sido acosado durante el año escolar, y al menos el 64 por ciento de los alumnos que sufrieron intimidación no se atrevieron a reportarlo.

El acoso escolar puede tomar muchas formas, como abuso físico, daños en las pertenencias de los alumnos, violencia verbal y burlas, todas las anteriores de forma directa. Sin embargo, la tecnología ha llevado al ciberbullying, en donde no hace falta un ataque directo para dañar a otra persona por medio de redes sociales.

El CDC destacó en un estudio realizado en 2014 que el comportamiento intimidatorio y el suicida están estrechamente relacionados. Incluso, en los últimos años han destacado casos de niños que optaron por suicidarse.

Uno de los últimos conmovedores reportes de suicidio por bullying fue el de Bethany Thompson, una pequeña de 11 años residente de Ohio. Ella era una sobreviviente de cáncer, pero el constante acoso escolar la llevó a terminar con su vida.

La impotencia y desesperanza en los menores puede ser un factor que aumente el riesgo de suicidio, por ejemplo en el caso de Bethany, ella ya había denunciado su caso ante los directivos de la escuela, pero al parecer no actuaron a tiempo.

Sin embargo, el estudio del CDC destaca que raramente el suicidio en los menores es resultado de una sola fuente. Es decir que la intimidación está relacionada con el suicidio, pero no es una causa directa ni única.

La vulnerabilidad de los niños y jóvenes también dependen de otros comportamientos que rodean su vida, como la familia y la sociedad. El estrés emocional, conflictos familiares, sufrir violencia física o sexual, problemas de pareja, algún tipo de discapacidad e incluso la falta de acceso a recursos, con factores que afectan.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui