Adolescentes de Florida perdidos en el mar iban a las Bahamas

Foto: Archivo

Las investigaciones y entrevistas han determinado que los menores se dirigían a Bahamas.

(NOTICIAS YA).- Casi dos años después de que dos adolescentes de Florida desaparecieran en el mar, el equipo de investigadores continúa reuniendo detalles de sus “momentos finales”.

Los nuevos detalles indicados en un documento judicial dicen que cuando Perry Cohen y Austin Stephanos tomaron un pequeño bote el pasado 24 de julio de 2015, parecía que tenían planificado ir a las Bahamas.

Luego de investigar las redes sociales y realizar las entrevistas con los conocidos de las víctimas, los investigadores determinaron el lugar a donde los jóvenes de 14 años se pretendían dirigir ese día. Uno de los mensajes encontrados en Instagram decía “Austin y yo cruzaremos a Bahamas mañana, ¿vienen con nosotros?” y dicha publicación fue realizada el 23 de julio de 2015. Además, había un mensaje que mencionaba “No nos registramos”.

Al parecer dicho término utilizado por los jóvenes parecía referenciarse a evitar a los funcionarios de aduanas en el camino a Bahamas. También, Stephanos publicó una fotografía en su cuenta de Snapchat el día que se fueron. En las imágenes este mostró poses de pesca en el barco junto a un subtítulo que decía “Peace Out Jup”.

Un amigo de los adolescentes les dijo a los investigadores que “por lo general, cuando decimos ‘Peace Out Jup’, nos referimos a ir a las Bahamas”.

La actividad de las redes sociales fue descubierta luego del descubrimiento del iPhone de Stephanos, el cual fue recuperado casi ocho meses después de que los menores desaparecieran. Posteriormente, se encontraron sus chalecos salva vidas y el bote de 18 pies pero sin rastros de los adolescentes.

Otras entrevistas realizadas con el abuelo de Stephanos también llevaron a los funcionarios a entender que los jóvenes tenían sus miradas fijas en Bahamas. Richard Kuntz dijo a los investigadores que le dio a su nieto $100 para comprar combustible para su viaje de pesca.

El padrastro de Cohen también le dijo a los investigadores que Cohen le habida pedido que tomara prestado un GPS para barcos la noche antes de irse, diciéndole que Stephanos quería comprar uno.

Según el padrastro, le preguntó cuál era la razón por la que necesitaba el GPS y que pensaba hacer con él, además otra pregunta que le hizo fue como lo conectarían. Cohen le respondió que su amigo tenía unos cables en la embarcación y que realmente deseaban intentarlo, a lo que su padrastro le dijo “Perry, no va a funcionar, pero si necesitas satisfacer tu curiosidad, adelante.”

Durante los pasados meses las familias de ambos adolescentes han protagonizado varias controversias tras el hallazgo de las pruebas y su utilización en las investigaciones.



Adolescentes de Florida perdidos en el mar iban a las Bahamas

Las investigaciones y entrevistas han determinado que los menores se dirigían a Bahamas.