Mexicano ejecutado en Texas promete “regresar por justicia”

Se negó a decir sus últimas palabras pero dejó un escrito en donde detalló la injusticia del caso

(NOTICIAS YA).-  En la penitenciaría de Hunstville, Texas fue ejecutado el mexicano Rubén Cárdenas Ramírez, sentenciado a penal capital por el secuestro  y homicidio en contra de su prima hermana Mayra Azucena Laguna en 1997 en Edinburg. Rubén se negó a hablar para pronunciar sus últimas palabras, pero dejó un escrito impactante.

Regresaré por justicia”, fue el mensaje de Rubén antes de cumplir con su condena de muerte.

Rubén estuvo 20 años en espera del final, pues su sentencia ya la conocía y a pesar del fallo del juez, el lunes previo a su fin, los abogados insistieron en solicitar una nueva prueba de ADN para exculpar al mexicano nacido en Irapuato, Guanajuato.

LEE: Pidió ver a su madre antes de cumplir condena de muerte

“Yo no lo planeé, estaba drogado con cocaína”, fue una de las excusas que dio Rubén durante los juicios de apelación.

Rubén tuvo inconsistencias en sus declaraciones cuando atacó a su prima hermana de 16 años. El cuerpo de Mayra quedó en un canal cerca del lago luego de que fue secuestrada de un departamento de la familia en McAllen. Ramírez ya había confesado que junto con uno de sus amigos llevaron a Mayra y abusaron de ella, luego la asesinó a golpes cuando la desató y tuvieron una riña. El amigo de Rubén es José Antonio López Castillo y fue sentenciado a 25 años de prisión, hoy tiene 45.



Mexicano ejecutado en Texas promete “regresar por justicia”

Se negó a decir sus últimas palabras pero dejó un escrito en donde detalló la injusticia del caso