Esta es la frecuencia con la que deberías lavar las sábanas
Thinkstock
Esta es la frecuencia con la que deberías lavar las sábanas
Thinkstock

Esta es la frecuencia con la que deberías lavar las sábanas

Pero los hongos no son lo único que puedes encontrar en tu cama.

(NOTICIAS YA).- Aunque tus sabanas y almohadas se vean limpias, no significa que lo estén. ¿Con qué frecuencia lavas la ropa de cama? La ciencia te dice cuál es la frecuencia de lavado para mantener limpia tu cama.

Primero tienes que saber que las sabanas son ideales para procrear microorganismos y se encuentran repletos de suciedad, aunque no lo puedas notar a simple vista, publicó el sitio web LNN.

Las camas portan más microbios de los que te imaginas.

Pues una persona puede producir de media cerca de 99 litros de sudor durante el tiempo que pasa en la cama durante un año; y por ello la humedad colabora a crear el ambiente idóneo para la aparición de hongos, revela el microbiólogo de la Universidad de Nueva York, Philip Tierno.

Una almohada con más de un año de uso puede tener de media hasta diecisiete tipos distintos de hongos y entre ellos un microorganismo infeccioso que afecta a los pulmones y al cerebro de las personas inmunodeficientes.

Se han encontrado otros tipos de hongos parecidos a los que se ubican en las duchas y en zonas muy húmedas, de acuerdo al portal web Quo.

LEE: Así es como puedes deshacerte de los ácaros que hay en tu colchón

Pero los hongos no son lo único que puedes encontrar entre las sabanas, sino otras cosas como:

• Células de la piel
• Saliva
• Secreciones vaginales
• Secreciones anales
• Ácaros del polvo
• Restos de polen
• Otro tipo de sustancias que viajan a través del aire

Cabe mencionar que los animales también dejan una buena cantidad de microbios en la cama.

Después de saber todo esto quizá estés pensando en desinfectar las sabanas con mayor frecuencia; y tienes toda la razón. Citando al especialista esta estas son las recomendaciones para mantener unas sábanas más limpias:

• Lavar las ropa de cama por lo menos dos veces por semana
• Lavar todo a una temperatura de entre 50 y 65 grados
• Usar lejía o cloro para eliminar la mayoría de los microbios







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui