De estar al borde de la muerte a ser un medallista olímpico
(Photo by Andreas Rentz/Getty Images)
De estar al borde de la muerte a ser un medallista olímpico
(Photo by Andreas Rentz/Getty Images)

De estar al borde de la muerte a ser un medallista olímpico

En marzo estuvo a punto de morir por un accidente que sufrió mientras entrenaba

(NOTICIAS YA).-Las olimpiadas siempre traen historias de superación y de mucho sacrificio. Historias que muchas veces pasan desapercibidas y muchos atletas no reciben el mérito que se merecen. La siguiente historia dio un giro de 180 grados.

Se trata de Mark McMorris, snowboarder canadiense en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018.

Este atleta de 24 años estuvo a punto de morirse hace 11 meses cuando sufrió un terrible accidente mientras estaba entrenando. El pasado mes de marzo de 2017, McMorris chocó contra un árbol en las montañas de Whistler Backcountry (Canadá).

Blessed is an understatement

A post shared by Mark McMorris (@markmcmorris) on

Su condición era bastante grave y un helicóptero lo trasladó al hospital más cercano.

McMorris sufrió fractura de mandíbula, ruptura de bazo, sangrado interno, varios huesos rotos y un pulmón colapsado. El propio snowboarder dijo: “Estaba seguro que iba a morir, pero si salia de esta situación, viviría cada día como si fuera el último”.

Por si no fuera suficiente, un año antes de este accidente, en 2016, ya se había roto el fémur y fue sometido a una operación donde le colocaron una varilla de metal en la pierna. Se recuperó y siguió entrenando.

Para él la vida le dio un giro de 180 grados, de estar postrado en la cama con tubos en la boca, a convertirse en un medallista olímpico.

McMorris pudo sobrevivir y este fin de seman se subió al podio de Pyeongchang al ganar la medalla de bronce en su prueba al conseguir 85.20 puntos en su categoría para repetir lo hecho en Sochi 2014.

Su logro no pasó desapercibido ya que la propia cuenta de los Juegos Olímpicos tuiteó un mensaje acompañado de dos fotografías. En la primera está el deportista en la cama de un hospital, después del grave accidente sufrido el pasado mes de marzo. En la segunda, celebrando el bronce alcanzado en Pyeongchang.

“Nada es imposible”, decía el tuit y McMorris lo ha demostrado.




Nuesotrs Héroes

Las Más Leídas

Las Más Leídas

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui