3 opciones para bajar de peso de forma definitiva

Thinkstock

«Si realmente quieres perder peso, se necesitan cambios permanentes», asegura una dietista certificada.

(NOTICIAS YA).-¿Quieres perder esos kilos de más pero no tienes un plan? Si estás considerando seriamente qué hacer para perder peso, hay tres niveles probados de intervención, dependiendo de tus necesidades individuales, según la publicación de CNN.

1. Cambios en el estilo de vida

La primera intervención comienza y termina contigo mismo.

"Si realmente quieres perder peso, se necesitan cambios permanentes en el estilo de vida... No hay soluciones rápidas", dijo Mascha Davis, dietista certificada y vocera nacional de la Academia estadounidense de Nutrición y Dietética. "De lo contrario, la pérdida de peso es temporal y puedes recuperarlo cuando vuelvas a los viejos hábitos".

Para comenzar ese viaje, Davis recomienda observar tres áreas de tu estilo de vida que pueden requerir cambios: alimentación, ejercicio y sueño.

Por ejemplo, en lo que respecta a la alimentación puedes comenzar a comer más verduras ricas en fibra y tratar de beber más agua. Ser más activo físicamente puede implicar simplemente levantarse cada hora si tienes un trabajo de escritorio, tomar las escaleras en lugar del elevador y estacionar tu coche más lejos de una entrada.

Ir al gimnasio con regularidad es útil, pero no esperes que compense las donas que te almuerzas en la mañana; la dieta es más importante que el ejercicio para perder peso.

Debido a que el sueño afecta las hormonas del hambre y la saciedad, dormir lo suficiente es otro factor de estilo de vida que puede dar al traste con tus esfuerzos de pérdida de peso.

LEE: Tu mal humor te está haciendo subir de peso, estudio

Si estás constantemente cansado y tomas café todo el día, es posible que debas hacer algunos ajustes. "La mayoría de los adultos necesita de siete a ocho horas de sueño... y algunos necesitan hasta nueve. Mucha gente no duerme lo suficiente, cuanto menos horas duermen, mayor es su peso", Davis dijo.

Si no ves ningún resultado después de un par de meses, puede ser muy útil reunirse con un profesional que conozca tu historial de salud y pueda personalizar un plan basado en tus hábitos y preferencias de alimentos.

Factores a considerar

Para muchos, la simple idea de "comer menos y moverse más" para perder peso puede parecer sumamente sencilla, y extremadamente difícil. De hecho, hay una explicación fisiológica de por qué es tan difícil.

Una vez que perdemos incluso una pequeña cantidad de peso reduciendo las calorías, nuestro cuerpo lucha para defender nuestro peso "original", en parte disminuyendo nuestro metabolismo y aumentando el apetito. Esto puede llevar a la frustración y al deseo de rendirse, lo que puede hacer que recuperemos el peso que hemos perdido, y aún más, a pesar de nuestras mejores intenciones.

Si no puedes perder peso o continuar perdiendo después de una pérdida inicial a pesar de realizar cambios en tus hábitos de dieta, ejercicio y sueño, y has descartado otras posibles causas que pueden evitar la pérdida de peso, como el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing o los medicamentos asociados con el aumento de peso, podría ser hora de considerar una ayuda farmacológica para bajar de peso.

LEE: Dormir poco te está haciendo subir de peso

2. Medicamentos

Si cambiar los hábitos de alimentación y ejercicio no te ayuda a lograr los resultados que esperabas, los medicamentos para perder peso pueden ser una opción.

Sin embargo, es importante buscar un médico experto en obesidad que pueda ayudar a seleccionar el medicamento apropiado en función de tu historial médico.

"La gente dice: ‘Sé por qué está gordo, simplemente come demasiado’... pero pasan por alto que hay un cambio físico en estas vías nerviosas que hace que sea difícil retroceder. Si bien comer menos trata temporalmente la obesidad, no cambia la fisiología del cuerpo. Y ahí es donde entra la medicación".

Factores a considerar

Los medicamentos para bajar de peso no son para todos.

Las razones por las que los médicos no pueden prescribirlos incluyen el embarazo y la lactancia, así como cualquier afección médica grave, como un ataque cardiaco reciente, un accidente cerebrovascular o insuficiencia renal, explicó el Dr. Louis Aronne, director del Centro de control integral del peso en el Weill Cornell Medical Center y el hospital NewYork-Presbyterian.

LEE: El peso de las mujeres está relacionado con su salario

Aunque tomar un medicamento para bajar de peso no garantiza resultados. "No estamos del todo seguros de por qué algunas personas no responden a los medicamentos", dijo Aronne.

Si ya has probado diferentes medicamentos para bajar de peso y has descartado otras posibles causas de que no adelgaces, incluidos los hábitos y otras medicinas que provocan aumento de peso, la cirugía bariátrica podría ser una opción.

3. Cirugía

Si tienes mucho sobrepeso y no has podido perder una cantidad adecuada de peso cambiando tu estilo de vida o a través de los medicamentos para perder peso, o si tienes problemas de salud graves relacionados con la obesidad, la cirugía bariátrica es una posible opción.

"Consideras la cirugía cuando fracasan otras terapias para la obesidad", dijo la nutrióloga Sue Cummings del Massachusetts General Hospital Weight Center. "La persona ha pasado por todo, y ahora tiene diabetes, hipertensión, apnea del sueño, artritis... En ese momento es cuando realmente comenzarías a pensar en la cirugía".

LEE: Seis razones por las que no pierdes peso, aunque hagas dieta

Procedimiento de la cirugía bariátrica

Las cirugías de pérdida de peso realizadas en Estados Unidos incluyen el ‘bypass’ gástrico, manga gástrica y un procedimiento llamado derivación biliopancreática con cruce duodenal.

Los criterios para una cirugía bariátrica incluyen:

  • Un índice de masa corporal (IMC) de 40 o superior (o más de 45 kilos de sobrepeso) o
  • Un IMC de 35 o superior con problemas de salud incluyendo diabetes tipo 2, presión alta, enfermedad cardiaca o apnea del sueño.
  • Un IMC de 30 o superior con un problema de salud grave está indicado solo para la banda gástrica.

Las cirugías conducen a una pérdida de peso por dos razones:

  1. Reducen la cantidad de comida que uno puede ingerir
  2. Provocan cambios en las hormonas producidas en los intestinos que ayudan a reducir el hambre, aumentar la saciedad y regular el azúcar en la sangre.

En esencia, la razón por la cual la mayoría de las cirugías bariátricas son tan efectivas para generar una pérdida de peso a largo plazo es porque afectan considerablemente la regulación fisiológica del peso corporal, explicó Cummings.

Beneficios y riesgos

Como consecuencia de la pérdida de peso, la cirugía bariátrica puede mejorar muchas condiciones de salud relacionadas con la obesidad, incluida la diabetes tipo 2, la apnea del sueño, la presión arterial alta, los niveles altos de colesterol, el reflujo ácido y el dolor en las articulaciones.

LEE: Así es como la lactancia materna puede ayudarte a bajar de peso

Con todo, los beneficios de la cirugía no están exentos de riesgo y consideraciones a largo plazo y los resultados a largo plazo también varían.. Las complicaciones de la cirugía pueden incluir infección, hemorragia, mala absorción de nutrientes o deshidratación, así como también úlceras y hernias.

Es importante reconocer que los cambios en el estilo de vida después de la cirugía son sumamente importantes. Eso incluye comer más alimentos integrales, evitar alimentos refinados y procesados, y aumentar la actividad física todos los días.

La decisión de someterse a una cirugía de pérdida de peso no es fácil. "¿Los beneficios superan los riesgos? Si la respuesta es sí, la cirugía es la terapia más efectiva", dijo Cummings.



3 opciones para bajar de peso de forma definitiva

"Si realmente quieres perder peso, se necesitan cambios permanentes", asegura una dietista certificada.