Granja pagaba a traficantes para cruzar a inmigrantes y esclavizarlos
foto: pixabay
Granja pagaba a traficantes para cruzar a inmigrantes y esclavizarlos
foto: pixabay

Granja pagaba a traficantes para cruzar a inmigrantes y esclavizarlos

Varios inmigrantes han señalado a una hacienda de Kansas de tratarlos como esclavos hasta que saldaron su deuda que el patrón les pagó a los “coyotes”.

(NOTICIAS YA).- Sin pagó de horas extras, sin días feriados ni seguro médico y con largas jornadas, así trabajaban por meses inmigrantes mexicanos que eran esclavizados en una granja estadounidense para saldar la deuda que habían contraído con su patrón para pagarle a los “coyotes”.

De acuerdo con un reporte de AP, varios inmigrantes mexicanos han señalado a la hacienda Fullmer Cattle Co., que se dedica a la crianza de becerros para granjas lecheras de al menos cuatro estados, de mantener a sus trabajadores como esclavos, aprovechándose de que son traídos ilegalmente.

Esteban Cornejo es uno de los inmigrantes que habló con la agencia de noticias e incluso le enseñó uno de sus recibos de pago.

De acuerdo con el artículo, en dos semanas trabajó 182.5 horas, alrededor de 15 al día, cobrando 10 dólares por cada una. El sueldo bruto fue de 1 mil 828 dólares, pero le descontaron mil 300 de su deuda y terminó recibiendo tan solo 207 dólares, es decir, que al final le pagaron poco más de un dólar por hora trabajada.

Aunque el ICE no quiso confirmar si está investigando a la empresa, Rachel Tovar, una exempleada y ciudadana estadounidense, asegura que fue entrevistada por agentes sobre el manejo de los empleados en la granja.

LEE: ICE arresta a más de 100 inmigrantes tras redadas en Los Ángeles

El esposo de Rachel, Arturo Tovar, trabajó durante 11 años como capataz en la hacienda y detalló que cuando necesitan más trabajadores preguntan a los peones si conocen a alguien en México que desee trabajar en Estados Unidos, entonces les daban el teléfono de un “coyote” en Piedras Negras, para que se pusieran de acuerdo.

La misma empresa le daba a Tovar el dinero y este se encargaba de darle un adelanto al traficante y luego liquidar cuando el trabajador les era entregado, en Houston o San Antonio.

Entonces debían trabajar bajo condiciones precarias hasta saldar su deuda, y cuando estaban a punto de hacerlo la empresa les ofrecía préstamos o la venta de algún auto usado para tratar de retenerlos.

Tovar salió voluntariamente del país antes de ser deportado tras varias denuncias supuestamente falsas por parte de la hacienda, después de que él se lastimo en el trabajo.

La empresa afirma que las versiones de ambos carecen de credibilidad. Sin embargo, otro exempleado, que declaró bajo anonimato, confirma lo dicho por los Tovar sobre la forma de la Fullmer para operar.

Corte Suprema: inmigrantes pueden permanecer detenidos indefinidamente

Por su parte, el abogado de la firma, Dean Ryan, dijo que las acusaciones de los inmigrantes son falsas. “No hubo pagos a traficantes y nunca los ha habido”, aseguró en su respuesta a AP.

Que Fullmer, el dueño, se ha dado la oportunidad de tener un nuevo comienzo con la hacienda en Kansas, luego de que en un operativo de inmigración en su rancho en Chino, California, descubrieran a trabajadores en condiciones de “esclavitud económica”.

Y en 1999 se declaró culpable de albergar a inmigrantes sin residencia legal en California. Es por ello que el abogado asegura que Fullmer es muy “cuidadoso” sobre ese tema ahora.

VIDEO RELACIONADO:







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui