La sombra del fascismo en el Mundial de 1934, en Italia
Wikipedia
La sombra del fascismo en el Mundial de 1934, en Italia
Wikipedia

La sombra del fascismo en el Mundial de 1934, en Italia

El evento deportivo fue un masivo show de propaganda fascista.

(NOTICIAS YA).-El segundo mundial en la historia de la FIFA se llevó a cabo en 1934, en Italia, un país que en el momento pasaba por uno de los periodos más oscuros en la historia: el fascismo de Benito Mussolini.

Este mundial se vio envuelto en escándalos políticos y propaganda fascista desde el momento en que Mussolini, líder supremo de Italia, puso sus ojos en una meta: ser anfitrión del mundial.

Mussolini sabía del potencial propagandístico que auspiciar el mundial traería para su régimen.

Es por ello que, aunque Suecia también quería ser quien ofreciera su tierra para esta celebración del fútbol, y aunque eso hubiera tenido más lógica, Italia lo consiguió, según rumores, a través de sobornos.

De acuerdo a la historia, el factor decisivo fue que Italia ofreció cubrir cualquier pérdida económica que para la FIFA significara llevar el mundial para allá. La FIFA, siendo una institución puramente lucrativa, aceptó pues era una garantía de que habría ganancias.

Fue entonces que el Mundial se convirtió en una máquina de propaganda fascista.

Desde los anuncios y afiches, hasta los comentaristas en los partidos, todo el Mundial de la FIFA de 1934 estuvo envuelto en una gran cortina de humo que hacía ver a Italia y al régimen de Mussolini como lo máximo en el universo.

Los comentaristas estaban obligados a hablar de lo llenos que estaban los estadios, a pesar de que esto era una mentira, pues los partidos se desarrollaban en distintas ciudades y muchas personas no se podían trasladar de una a otra.

El encuentro de Italia contra España estuvo repleto de irregularidades, y un empate que se vio marcado por la brutalidad de sus jugadores y sus lesionados, se vio resuelto con un sospechoso triunfo de Italia.

La final fue entre el país anfitrión y Checoslovaquia, que aunque resultó en un empate, este se resolvió en tiempos extras, con un gol de Italia.

Mussolini sonreía desde el palco.

Y desde entonces y para siempre en la historia, el primer triunfo de Italia en un Mundial de la FIFA estaría marcado por la sombra del fascismo y de la sonrisa de Mussolini.




Nuesotrs Héroes

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui