¿Qué hace que el helado sea tan adictivo?
CNN
¿Qué hace que el helado sea tan adictivo?
CNN

¿Qué hace que el helado sea tan adictivo?

El primer responsable de los antojos de helado es la dulzura, pero tampoco debe ser demasiado dulce.

(NOTICIAS YA).-Ahhh … solo pensar en por qué el helado es tan “adictivo”, se antoja uno.

Tal vez tiene algo que ver con la forma en que el frío golpea tu boca en un caluroso día de verano. O la cremosidad de cada bocado, o las chipas de chocolate grueso.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Alimentos Lecheros, el estadounidense promedio consume más de 23 libras de helado por año.

Incluso la adicción al helado, comparte similitudes con otras adicciones. De acuerdo con un estudio reciente, cuanto más frecuentemente comes helado, más necesitas satisfacer el antojo.

¿Pero por qué?

Involucra “mucha química aplicada y física, junto con grandes dosis de preferencias personales”, señala Steve Young, químico de alimentos, microbiólogo y ex director técnico de Grand Helader de Dreyer y Edy.

Por ejemplo, “me encanta el café … pero si lo pones en formato de helado, no puedo soportarlo”, confiesa Young. He aquí una pista de lo que hace que el helado sea tan delicioso.

El ‘factor F’

Según la publicación de CNN, el último atractivo de los helados, explicó, es cualquier cosa que influya positivamente en lo que él llama el “factor F” o “sabor”. Y lo divide en la percepción de cualquier sabor a helado como una combinación compleja de seis variables:

  1. Apariencia, o atractivo visual de un sabor, que lo prepara para lo que está a punto de saborear.
  2. El aroma, a medida que la boca calienta el helado, derrite el hielo y libera componentes volátiles de cualquier sabor.
  3. Acidez, que puede influir positivamente en el sabor de una fruta o influir negativamente en un sabor no ácido como la vainilla o el chocolate.
  4. Sabor, como el helado dulce, salado o alguna combinación de estos.
  5. Textura, como en el helado es suave y cremoso.
  6. La temperatura, ya que el helado debe ser flexible para permitir la recolección y el consumo, entre cero y 5 grados Fahrenheit. Prestar especial atención a esto es clave, ya que puede dañar la estructura del helado.

LEE: Facebook es tan adictivo como el cigarro o el chocolate, asegura estudio

Dulzura: el mayor impulsor del ‘F-factor’

El principal impulsor de los antojos del helado es su dulzura, explicó Gail Civille, fundadora y presidenta de Sensory Spectrum, firma de consultoría que ayuda a las empresas a aprender cómo las señales sensoriales impulsan las percepciones de los consumidores sobre los productos.

El helado no debe ser “empalagosamente dulce, así que puedes comer más”, dijo Civille.

La cantidad de grasa es importante también.

Para incluso llamarse “helado”, un producto debe contener al menos 10% de grasa láctea, también llamada grasa de mantequilla. Y el helado premium tiende a consumir alrededor del 18% de grasa láctea, que puede provenir de la leche, la crema o la mantequilla.

Por lo tanto, la dulzura, que contribuye a la variable de sabor, y la grasa, que contribuye a la textura y desencadena que has comido algo sustancial, son jugadores clave en la simpatía de cualquier helado en particular.

LEE: Los 50 platillos más deliciosos del mundo

Pero Civille también señala otra característica interesante de la comida que juega un papel muy importante en el atractivo de un helado: el control sobre el derretimiento.

La fusión [del helado] brinda una experiencia sensorial adicional a diferencia de otros tipos de alimentos, porque no se obtiene la misma transformación”, explicó Alina N. Stelick, una científica que realiza pruebas sensoriales con helado. en el Centro de Evaluación Sensorial de la Universidad de Cornell.

El fundido debería ser “no demasiado rápido” y “no demasiado lento”, lo que puede hacer que un helado parezca gomoso, según Civille.

Ingredientes del helado: una danza compleja

Además del azúcar, la grasa y la masa fundida, las empresas pueden usar diferentes cantidades y tipos de ingredientes para afectar las diferentes variables de sabor.

Por ejemplo, un fabricante puede usar yema de huevo en una receta de helado, que puede contribuir con un color amarillento y un sabor cremoso o “eggy” al helado.

Entonces, hay muchos factores que influyen en el sabor de un helado, el atractivo sensorial y el disfrute final. “Es un baile complejo”, dijo Young.

LEE: Se quejan por encontrar “hojas” en la comida de Chipotle

La ‘adicción’ al helado puede ser específica de la marca

Aquí es donde la complejidad del helado se vuelve aún más interesante: hay algo único y consistente sobre lo que produce una marca determinada, lo que vende y “cómo se come”, un término técnico que se refiere a cómo se comporta el helado mientras se lo calienta durante la masticación, explicó Young. 

Debido a esto, Civille llega a dividir la “adicción” al helado en dos partes:

  • Puedes ser “adicto” a todos sus atributos generales de sabor, que incluyen cremosidad y dulzura.
  • También puede ser “adicto” a una marca en particular.

LEE: Se acercan cambios para quien tenga estampillas de comida

La exclusiva sobre tamaños de porción

Si hay buenas noticias para la afición al helado, tal vez sea el hecho de que el gobierno finalmente reconoce qué es una porción de helado, o debería ser. En este momento, el tamaño de la porción de helado en las etiquetas de los alimentos figura como media taza, pero pronto cambiará a dos tercios de una taza.

Entonces tal vez te sientas un poco menos culpable por las grandes porciones de helado que realmente consumes. O tal vez no.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui