Steven Garcia y bebé
GoFundMe
Steven Garcia y bebé
GoFundMe

Dice a su esposo que su bebé murió para venderlo por Facebook

Todo en una treta para ocultar que no era el verdadero padre

(NOTICIAS YA).-Steven García se encontraba en su servicio militar en Corea del Sur, cuando su esposa le llamó para decirle que su bebé había muerto. Como padre primerizo e ilusionado con su hijo, se sintió devastado ante la noticia.

Sin embargo, el bebé estaba vivo, había sido “vendido” y, por encima de todo, él no era el padre biológico.

LEE: Venden a su bebé en Craigslist por 3 mil dólares

El Sargento Steven Garcia, de 24 años, se enteró de la verdad aproximadamente un mes después de que su esposa, Marina García, de 31 años, le mintiera sobre su supuesto hijo.

Steven ahora no solamente lucha contra el trauma que toda la situación le generó, sino que también mantiene una lucha legal para recuperar la custodia del pequeño Leo, quien se encuentra viviendo en hogares temporales.

Marina Garcia, por su parte, ha admitido su culpabilidad en el delito.

HISTORIA DEL ENGAÑO

En enero, Steven recibió noticia de que la bebé que su esposa había dado a luz, murió durante el parto.

No obstante, el bebé estaba vivo y era varón. Había nacido el 2 de febrero y la madre lo había entregado a sus viejos amigos, Leslie y Alex Hernandez, oriundos de Texas.

La verdad se supo cuando los Hernandez viajaban en carretera de vuelta a casa, después de tomar al bebé quien tenía apenas 3 días de nacido. Un oficial de la carretera los detuvo por ir conduciendo a exceso de velocidad. 

LEE: Abuela vende a su nieto en Facebook

Cuando fueron detenidos, los Hernandez se comportaron de forma extrañamente nerviosa, lo cual hizo sospechar al oficial de que algo malo ocurría.

Tras cuestionarlos, los Hernandez confesaron que el bebé que llevaban no era de ellos, y que Alex había falsificado la firma en el hospital, simulando ser el padre, para poderse llevar al bebé.

La familia de Garcia, quienes han nombrado al bebé Leo, aseguran que Marina vendió al bebé a sus amigos a través de Facebook. No obstante, las autoridades aún no han podido confirmar que un intercambio de dinero por el bebé se haya llevado a cabo.

Autoridades no han confirmado que haya habido venta de bebé, aunque la familia así lo sospecha.

Los Hernandez se declararon culpables de conspiración y falsificación, y pasarán 4 años en libertad condicional.

Marina se declaró culpable de intento de actividad fraudulenta y será sentenciada el mes entrante. Fiscales sugieren que haya tiempo en prisión en su condena.

LEE: Roba a un bebé de un hospital para venderlo a $7

Mientras tanto, la lucha por Leo acaba de comenzar, pues Steven ha gastado miles de dólares en viajes desde Corea para ir a Arizona a visitarlo, y se encuentra en proceso legal para obtener la custodia del bebé, sin importarle que no es el padre biológico.

Marina declaró a investigadores que el bebé no es de Steven, y que no tiene idea de quién pueda ser el padre.

Steven, quien ya solicitó el divorcio, dice que tuvo relaciones sexuales con su esposa en mayo de 2017, poco antes de partir a Corea, reporta Daily News, y estuvo toda la gestación bajo la suposición que él era el padre del bebé.

Un primo de Steven ha lanzado una campaña de GoFundMe para recaudar fondos destinados a los gastos de viaje y legales para obtener la custodia de Leo.

Steven, quien es adoptado, dice que no le importa no ser el papá del bebé, y que quiere cambiar la vida del niño tal como sus padres adoptivos lo hicieron con la suya.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui