Investigadores crean material “autocurable” para construir robots
Investigadores crean material “autocurable” para construir robots

Investigadores crean material “autocurable” para construir robots

Los científicos señalan que esto podría utilizarse para crear robots o incluso para crear dispositivos portables

(NOTICIAS YA).- Un nuevo material de autocuración que podría ayudar a las máquinas a repararse a sí misma fue desarrollado por investigadores que señalan que el compuesto se repararía por sí solo incluso ante un daño mecánico extremo.

El dispositivo fue dado a conocer la revista Nature Materials, en donde señalan que muchos organismos naturales tienen la habilidad de repararse a sí mismos y que ahora las máquinas podrían ser fabricadas imitando este proceso.

El material desarrollado por investigadores de la Universidad Carnegie Mellon está compuesto de una goma de silicona blanda incrustada con gotitas del tamaño de micras de una aleación metálica a base de galio e indio que se mantiene líquida a temperatura ambiente.

LEE: ¿Cómo pueden ayudar los robots a los niños con autismo?

Cuando este material compuesto sufre daños,las gotas de metal líquido explotan, estableciendo nuevas conexiones con otras gotas de metal cercanas.

Majidi argumenta que el material podría utilizarse en productos electrónicos y máquinas de materia blanda exhiban la extraordinaria capacidad de recuperación de los tejidos y organismos blandos biológicos.

En cuanto a las posibles aplicaciones de este material, Majidi explica que podrían incluir la creación de robots, interacción entre humanos y máquinas y dispositivos portables. 

“Piense en un robot de emergencia que pueda rescatar humanos durante una emergencia sin sufrir daños, un dispositivo de control de la salud en un atleta durante un entrenamiento riguroso o una estructura inflable que pueda soportar extremos ambientales en Marte.

LEE: El nuevo tripulante de la Estación Espacial es un robot flotante

Debido a que el material mantiene su conductividad a pesar de que se estire, esto permitiría que que se utilice en circuitos textiles elásticos y estructuras inflables.

“Mirando a más largo plazo, creemos que podría usarse como tejido nervioso artificial para máquinas blandas y robots que imitan a los organismos naturales capaces de interactuar físicamente con los humanos de una manera segura.

“Si queremos construir máquinas que sean más compatibles con el cuerpo humano y el entorno natural, tenemos que comenzar con nuevos tipos de materiales”, dice el autor de la investigación Carmel Majidi.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui