Laser
Flickr
Laser
Flickr

Luz láser perfora y quema la retina de un niño de 9 años

“Es como una lupa quemándose un pedazo de papel”, dijo especialista.

(NOTICIAS YA).-Un niño de 9 años en Grecia se lastimó permanentemente el ojo izquierdo cuando miró repetidamente el rayo verde de un puntero láser, dicen los médicos.

De acuerdo a CNN, el examen reveló un gran agujero en la mácula, un área pequeña en la retina que ayuda a discernir los detalles en las caras y al leer o conducir, dijeron los médicos en un informe de caso publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine.

Las imágenes adicionales revelaron dos áreas más lesionadas debajo del agujero macular.

Los orificios maculares generalmente se tratan con cirugía que se acompaña con un riesgo de formación de catarata de casi el 100%, escribió la doctora Sofia Androudi, médica involucrada en el caso. Las cataratas causan una visión borrosa al nublar las lentes claras de los ojos.

LEE: Hispano enfrenta 5 años por apuntar láser a helicóptero de CBP

Sin embargo, en este caso, debido a que el orificio macular fue el resultado de la quemadura con láser, los nervios en el ojo que absorben la luz quedaron totalmente dañados, dijo Androudi, profesor asistente de oftalmología en la Universidad de Thessaly en Grecia. “Esto significa que incluso si la cirugía fuera exitosa, el niño no podría ver”.

El niño se lastimó permanentemente el ojo izquierdo cuando miraba repetidamente el rayo verde de un puntero láser, dicen los médicos. Fuente: CNN.

La visión del niño se midió a 20/20 en su ojo derecho y 20/100 en su izquierda, según el informe.

Una persona con una agudeza visual de 20/100 debería estar a 20 pies de un punto de enfoque para poder ver lo que una persona con visión normal puede ver a 100 pies.

Los niños son a menudo reacios a informar lesiones en los ojos o síntomas, dijo Androudi, y ella sospechó que el paciente se había lastimado el ojo por lo menos un año antes de venir a recibir tratamiento.

Pero incluso si él había venido antes, no había terapia disponible para su caso, dijo ella. Dieciocho meses después de su llegada, no hubo cambios en la visión del niño.

LEE: Hombre de Chula Vista enfrenta cargos federales por jugar con un laser

“Cuando tienes algo tan poderoso como un láser, es tan poderoso que se convierte en calor como una quemadura“, dijo el Dr. Thomas C. Lee, director del Centro de Visión en el Children’s Hospital de Los Ángeles, que no participó con el cuidado de este paciente.

“Eso puede dejar cicatrices y puede causar sangrado. El paciente puede tener un punto ciego justo en el medio del ojoEs como una lupa quemándose un pedazo de papel. Es lo mismo”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos restringe la venta de punteros láser con más de 5 milivatios de potencia en todo EE. UU.

Sin embargo, las restricciones no se aplican o regulan y los indicadores son muy fáciles de comprar en línea, dijo Androudi.

El Dr. Peter Gehlbach. , director del Wilmer Echography Center y profesor de oftalmología en el Johns Hopkins Wilmer Eye Institute, dijo que “típicamente, son menos de 5 milivatios, y son relativamente menos dañinos, pero a menudo están mal etiquetados.”

“Y estos son poderosos y particularmente peligrosos, y no hay forma de que sepas como usuario que este puntero láser que obtuviste de Internet tiene la potencia adecuada”.

LEE: América pagará multa por culpa de aficionado que usó rayo láser durante la final

El padre del paciente había comprado el láser como un juguete de un comerciante ambulante, dijo Androudi.

Los láseres de color verde azulado generalmente se consideran más peligrosos que los láseres rojo-naranja, porque emiten una luz que está muy cerca de 550 nanómetros, la longitud de onda a la que el ojo humano es más sensible.

En pocas palabras, es más fácil ver la luz verde que el rojo, explicó.

Aunque ha aumentado la conciencia sobre los peligros que pueden suponer los láseres, los expertos recomiendan que los padres que utilizan punteros láser para el trabajo los mantengan alejados de sus hijos.

Eso significa no jugar con ellos como si fueran sables de luz o apuntarlos delante de los gatos para que persigan el pequeño punto.

“Los láseres nunca deberían considerarse juguetes”, dijo Lee.




Nuesotrs Héroes

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui