Niños Separados
John Moore/Getty Images
Niños Separados
John Moore/Getty Images

Este es el impacto en la salud de los niños separados de sus familias

“Esto tendrá efectos negativos en los años por venir”, indicó la directora del Programa de Investigación de Trauma Infantil

(NOTICIAS YA).- Profesionales de la salud física y mental alzan la voz en nombre de los niños migrantes separados de sus familias y aseguran que el haber pasado por este evento traumático puede causar graves daños físicos y psicológicos.

De acuerdo con BBC News, los efectos podrían ser a largo plazo e irreversibles. El dirigente de la Academia Americana de Pediatría incluso lo catalogó de abuso infantil y de ir en contra de “todo lo que representamos como pediatras”.

En las últimas semanas, el Departamento de Seguridad Interior ha separado a más de 2 mil niños de sus padres tras ser detenidos en la frontera. Los menores permanecen bajo custodia durante un promedio de dos meses, aunque hay reportes de casos más largos o en los que los padres son deportados sin saber de sus hijos.

LEE: Decreto de Trump no reúne a familias que ya fueron separadas

Profesionales de la salud infantil indicaron que aunque estos menores estén bien alimentados y técnicamente “a salvo” no se elimina el riesgo de efectos negativos en sus sistemas inmunológicos, desarrollo cerebral y hasta sus personalidades.

“Estamos causando daño irreparable cuando no es necesario”, expresó Chandra Ghosh Ippen, directora asociada del Programa de Investigación de Trauma Infantil.

Los científicos consideran que el momento de la separación es innegablemente traumático, tanto para los niños como para los padres, y que resulta en altos niveles de hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, además de elevar la tensión arterial, ansiedad, y malestares en cabeza y estómago.

LEE: ACLU revela los abusos que sufren niños migrantes en Estados Unidos

Por su parte, Jack Shonkoff, director del Centro para el Niño en Desarrollo de la Universidad de Harvard, indicó que es incorrecto asumir que los niños más pequeños no recordarán este episodio y por ende no resultarán dañados.

“Cuando ese sistema de estrés permanece activado por un periodo significativo, puede tener un efecto negativo biológicamente hablando. Entre más joven seas, más seria es la amenaza”, explicó.

Shonkoff añadió que los niños pueden dejar de llorar y que el estado de shock puede aparentemente disiparse, pero esto no quiere decir que las afectaciones hayan sido superadas.

Ghosh Ippen agrega que los niños pueden alcanzar un estado de “luto traumático” y desarrollar ansiedad y depresión. Incluso, podría afectar a la actividad eléctrica en el cerebro.

LEE: Desmienten foto viral de niño encarcelado

Diversos investigadores indican que los efectos en los menores dependen de la duración de la separación, así como de su edad.

Además del riesgo de desarrollar desorden por estrés postraumático, los niños podrían ser afectados por enfermedades cardiacas y diabetes en su vida adulta. Los cambios no solo son físicos, pues los menores, particularmente los varones, son propensos a volverse “indiferentes a los sentimientos de los demás”, tener problemas de memoria y para controlar impulsos, además de una propensión a la delincuencia.

Ghosh Ippen añadió que incluso si los menores son reunidos con sus padres, se desconocen los posibles daños colaterales a ellos mismos, sus padres, familias e incluso a los funcionarios que los atendieron y vigilaron.

Esto tendrá efectos negativos en los años por venir”, finalizó.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui