Las selfies develaron un bulto que se movía en su rostro
CNN.
Las selfies develaron un bulto que se movía en su rostro
CNN.

Selfies revelan un parásito vivo en su rostro

Primero, fue un pequeño bulto debajo del ojo izquierdo. Cinco días más tarde, apareció por encima del mismo.

(NOTICIAS YA).-En selfies, una mujer documentó un bulto debajo de su piel durante semanas antes de que los doctores pudieran quitarlo, y no permaneció en un solo lugar, según un informe de un caso en el New England Journal of Medicine.

El bulto apareció después de que la mujer, no identificada de 32 años, visitara una zona rural en las afueras de Moscú.

Primero, fue un pequeño bulto debajo del ojo izquierdo. Cinco días más tarde, apareció por encima del ojo. Su labio superior estaba abultado 10 días después de eso.

LEE: El asqueroso secreto que esconde tu toalla de cocina

Según la publicación de CNN, los médicos finalmente agarraron el bulto con unas pinzas y, usando anestesia local, extrajeron un gusano parásito, conocido como Dirofilaria repens.

“El parásito puede aparecer y desaparecer en pocos minutos”, dijo a CNN en un correo electrónico el Dr. Vladimir Kartashev, profesor de medicina de la Universidad Médica Estatal de Rostov que vio al paciente. “Los médicos que no están familiarizados con la enfermedad no creen … los pacientes. Por eso le pedí al paciente que hiciera selfies”.

Pero Kartashev había visto “al menos 10 pacientes con la misma presentación antes”, y la forma de migración puede ser “extremadamente confusa”, dijo.

LEE: Pensaron que era un tumor cerebral pero eran parásitos

El gusano parásito se encuentra normalmente en perros y otros carnívoros, ingresando al cuerpo como una larva a través de una picadura de mosquito, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Los humanos pueden convertirse en “anfitriones accidentales”, dice la agencia.

En su forma adulta, pueden llegar a medir 170 milímetros y vivir de cinco a 10 años, según los CDC. Se han informado casos en todo el mundo, particularmente en partes de Europa, Asia y África.

“Dirofilaria repens es un parásito emergente del Viejo Mundo”, dijo Kartashev.

En humanos, D. repens, como se lo conoce, generalmente aparece como bultos debajo de la piel y ocasionalmente se ha encontrado en el ojo. Pero en casos más raros se ha encontrado en otros lugares: el pulmón, el pecho, los genitales masculinos.

LEE: Los parásitos y bacterias acechan piscinas y jacuzzis de hoteles, CDC

En un informe de caso de 2009, una cepa del parásito incluso causó meningoencefalitis o inflamación del cerebro y las membranas circundantes.

Debido a que las lombrices suelen permanecer infértiles en los humanos, la cura suele ser eliminar el parásito a través de una pequeña incisión.

“No tomó más de 15 minutos”, dijo Kartashev.




Nuesotrs Héroes

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui