niños recitan juramento
Win McNamee/Getty Images
niños recitan juramento
Win McNamee/Getty Images

Niños migrantes son obligados a recitar Juramento de Lealtad en inglés

A un país que los separó de sus padres

(NOTICIAS YA).-Los niños inmigrantes detenidos y que han sido separados de sus padres, de acuerdo a nuevos reportes, son obligados a declamar el Juramento de Lealtad hacia la bandera de los Estados Unidos, y hacia el país, en inglés.

LEE: “Suerte que no los ejecutamos” dice militar sobre familias migrantes

De acuerdo a lo reportado por  Washington Post, según la declaración de uno de los guardias que trabaja en el centro de detención de niños inmigrantes de Brownsville, Texas, es “por respeto”.

El respeto, observan muchos, hacia un país que los separó de sus padres.

Un país cuya nueva administración se ha esforzado incansablemente en demostrar a diestra y siniestra, a través de todos los medios posibles, de que no los quiere y que está dispuesto a tomar medidas extremas para mantenerlos fuera de su territorio, inclusive por encima de derechos humanos y constitución.

“… una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”, dice el Juramento.

Sin embargo, agrega Boston Globe, desde la administración de Trump, los Estados Unidos lucen como una nación sumamente dividida: en opiniones sobre política exterior, derechos civiles, aspectos culturales.

LEE: Cantante dispuesto a disparar en contra de inmigrantes en la frontera

El refugio para niños migrantes Casa Padre, en Brownsville, es el más grande en todo el país y ha albergado a más de un millón y medio de niños, algunos de ellos, bajo la política de cero tolerancia del gobierno de Trump, reporta Business Insider.

Cada mañana, en lo que antes solía ser un centro comercial Walmart, los niños deben recitar en inglés el Juramento, a pesar de que no saben el idioma.

Son más de 2 mil niños los que, desde abril, han sido separados de sus padres, quedando para siempre marcados por el trauma de estar en un país extraño, donde no conocen el idioma, no conocen a nadie, y no tienen idea si volverán a ver a su familia.

Además del juramento, dice Splinter, algunos niños tenían prohibido hablar sus lenguas nativas, muchas veces indígenas, originarios de América Central.

Los niños, pequeños e inocentes, desconocen lo que les ocurre.

Según reportes, en algunas ocasiones los niños son tan pequeños que los abogados que están ahí para asesorarlos legalmente, deben recurrir a figuras de palo para hacerse entender.

Niños de todas partes se encuentran ahora esparcidos por el país, en refugios o casas adoptivas donde no conocen el idioma.

LEE: Llega el primer grupo de padres que fueron separados de sus hijos

Y aunque la administración de Trump asegura que ya no separa más a los niños de sus familias, y jura saber exactamente dónde están más de 2000 niños, en el reciente “plan de reintegración familiar” no deja claro cuánto tiempo le tomará reunir a familias.

Ahora, mientras el gobierno hace escándalo porque un negocio privado le pidió a la secretaria de prensa que, por convicción a sus valores, se retirara pues no podían servirle, decenas de niños habitan albergues que están tan sobrepoblados que el conteo se realiza por cabeza, cual prisión.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui