Pedro Carrizales
Facebook
Pedro Carrizales
Facebook

Conoce a El Mijis, de pandillero a activista y ahora diputado en México

Con un pasado difícil, ha logrado obtener reconocimiento por su labor social

(NOTICIAS YA).-Tras las elecciones en México, surgieron miles de críticos hacia uno de los candidatos electos a una diputación a raíz de sus antecedentes penales, su apariencia y sus tatuajes, sin conocer la historia detrás llena de lucha, logros, reconocimiento internacional y fortaleza comunitaria.

Pedro César Carrizales Becerra es conocido también como “El Mijis”. En la contienda electoral del pasado 1 de julio, fue elegido como representante del Distrito VIII, en San Luis Potosí, México. Una zona conocida por sus conflictos entre pandillas, violencia, drogadicción y problemas sociales.

FOTO: Lo juzgan por estar sucio pero él da tremenda lección a niña

Tras su triunfo de la mano del Partido del Trabajo (PT), miles de críticos de las elecciones y de la izquierda en México comenzaron a divulgar imágenes del candidato con sus amigos, resaltando su apariencia de pandillero, tatuajes, y compañías.

El mismo enlace con la noticia de su arresto por “balear a 4 personas” fue compartido una cantidad ridícula de veces.

Sin embargo, lejos de buscar informar y crear conciencia sobre los líderes políticos, los usuarios que compartieron una mala imagen de Carrizales lo hacían juzgando la decisión de las personas que votaron por él, asumiendo que era un delincuente y criticando su apariencia y origen humilde.

Pedro Carrizales sí tiene un pasado difícil y tuvo una vida sumida en un ambiente que tenía todo en su contra. Ha sido detenido (mas no estado en prisión) y estuvo sumido en las drogas y las pandillas. Pero de acuerdo a Buzzfeed quien realizó una entrevista al candidato, todo cambió hace 14 años, a raíz de la muerte de su madre.

El Mijis cambió su vida por completo, dejó los vicios y comenzó su nueva misión: disminuir la violencia y ayudar a pandilleros.

Sin dejar de vestirse como lo ha hecho siempre, sin esconder sus tatuajes ni modificar su lenguaje o conducta, Carrizales comenzó a trabajar por y para las personas en situación más vulnerable en su comunidad: los “chavos banda”, como les dicen.

“Es falso. Yo nunca he estado en la cárcel aunque claro, la policía sí me ha detenido en redadas, pero jamás he disparado un arma”, dijo para El País, Carrizales.

Es por ello que Carrizales no es ningún desconocido de la discriminación y el clasismo de las personas en México, que sin poder ver más allá de las apariencias, son incapaces de ver sus logros y trabajo.

En 2002, Carrizales se unió al Movimiento Popular Juvenil, y en 2009 fundó una organización llamada “Un Grito de Existencia”, dedicada a ayudar a jóvenes en situación vulnerable.

LEE: Personas transgénero ya no serán consideradas enfermas mentales: OMS

El País reporta también que hace 3 años, acompañado de otros “chavos banda”, Carrizales recorrió varios estados de la República Mexicana para abogar en los Congresos locales a favor de la descriminalización de jóvenes de la comunidad solo por su apariencia.

“Hace algunos años un guardia de seguridad maltrató a un perro y mucha gente se indignó. Cuando matan a un chavo banda solo dicen ‘seguro andaba en malos pasos’. Tenemos que cambiar eso”, dice Carrizales.

LEE: Enseñarán sobre homosexualidad en escuelas en México

Con respecto a la noticia de 2011 donde se le acusa de balear a 4 personas, de acuerdo a la misma fuente (misma que muchos no leen, solo comparten) se indica que no se encontraron rastros del arma en posesión de Carrizales. Los cargos fueron retirados y él declara nunca haber disparado una pistola.

Tras su triunfo de Carrizales, nacido en 1979, asegura que seguirá trabajando y no adoptará una conducta propia de la clase política. “Hay que cambiar al sistema, no que el sistema nos cambie a nosotros”. Manteniendo su acercamiento a los “chavos banda”, creará iniciativas para abogar por las comunidades más necesitadas y vulnerables. Buscará formar una policía de barrio y generar políticas que ayuden a no discriminar a los jóvenes, con el fin de dejarlos entrar al mundo productivo con empleos, cultura y espacios públicos dignos.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui