Video viral muestra a policías sometiendo a un niño de 10 años

La versión de la cámara del oficial cuenta otra historia

(NOTICIAS YA).-Dos oficiales de policía en Georgia se encuentran en la mira pública, luego de que un video donde se les ve sosteniendo contra el suelo a un niño de 10 años se hiciera viral. No obstante, la versión de ellos dada a conocer en otro video, muestra que la historia es más complicada de lo que parece.

El departamento de policía de Georgia se encuentra realizando una investigación interna luego de que el video cobrara fama en redes, el fin de semana. Parte de esta consistió en revelar el otro lado de la historia: el video de la cámara corporal del agente implicado, mismas que, a diferencia del video viral, muestra todos los hechos previos al incidente.

LEE: Estudio muestra la efectividad en las cámaras corporales de la Policía

La historia tiene dos versiones visuales, mismas que han generado un debate en redes, pues lo que para algunos es un abuso de poder combinado con abuso infantil, para otros fue actuar de manera protocolaria de acuerdo a los hechos. La mayoría, no obstante, coincide en que la única víctima fue el menor y que ninguno de los adultos presentes actuó a la altura esperada.

 

LA VERSIÓN VIRAL

Ariel Collins, quien en su cuenta de Facebook se presenta como la prima del menor que protagoniza el video, compartió las imágenes que se hicieron virales durante el fin de semana, declarando que unos oficiales abusaron de su poder con su familiar.

En las imágenes de Ariel, dos oficiales son vistos sometiendo al menor, sobre él en el suelo.

Los gritos histéricos de los testigos hacen imposible escuchar lo que ocurre, aunque fragmentos del intercambio entre el niño y un policía pueden apreciarse en cortos momentos de silencio.

El niño se ve aterrado, implorando que no lo llevaran a la cárcel.

El oficial, sobre él, sostiene unas esposas en sus manos con las que parece amenazar al niño, mientras le dice que se tranquilice, a lo que el niño responde con "sí, sí, señor".

"¿Cómo haces eso a un niño? ¡Es un niño!" se escuchan los gritos de gente fuera de cuadro.

La imagen es, ciertamente, escalofriante y parece mostrar una faceta más del abuso de poder de parte de la policía, particularmente hacia personas de color y, en algo impensable, sin importarle lo sagrado de la niñez.

Cerca de 40 segundos después del inicio del video, el niño es liberado.

 

LA VERSIÓN POLICÍACA

Eran las 6:30 de la tarde del viernes, cuando dos oficiales acudieron al llamado en una casa de Atenas, Georgia, atendiendo un reporte de violencia doméstica.

La cámara corporal de uno de los oficiales comienza con el sospechosos detenido, esposado, mientras el agente habla con él, describiendo cuál sería el protocolo de su arresto.

En el fondo se escuchan los gritos de un niño, el hijo del detenido.

Hay más personas, presuntos familiares del arrestado, sin embargo, reporta New York Post, solo él tiene custodia sobre el menor.

El niño grita al agente, no quiere que arresten a su papá alega que "él no le disparó a nadie" mientras su estado cada vez más alterado es notorio. El padre le dice que se tranquilice, una mujer le grita que retroceda. El niño no tiene consuelo.

Tras unos minutos, el menor comienza aparentemente a golpear al agente, hasta que toma distancia para embestirlo.

VIDEO: Mujer recibe $335,000 tras acuerdo legal por abuso policial

De acuerdo a la declaración de la policía del condado Atenas-Clarke, fue "el impulso del niño el que hizo que, una vez que el oficial lo tomara en medio de la embestida, terminaran en el suelo para poder tranquilizarlo".

El oficial se lleva al niño mientras las demás personas presentes gritan. Pone al niño en el sueño, le dice que no se resista y que debe tranquilizarse.

"Perdón, no quiero ir a la cárcel", dice el menor, el oficial le dice que no lo hará, siempre y cuando se calme.

Es entonces que comienza la grabación del lado de los testigos, donde los intercambios entre el niño y el oficial son prácticamente imposibles de escuchar. Del lado de la cámara corporal, el policía busca tranquilizar al niño, quien le pide ver a su padre.

 

"¿CUÁNDO SALES, PAPÁ? TE AMO"

El oficial suelta al menor y le concede el deseo.

El niño se acerca a la patrulla, en cuyo asiento trasero se encuentra su padre arrestado. El niño le pide el celular, le asegura que "llamará a alguien para que vaya a sacarlo". Le pregunta cuándo volverá.

"Sé fuerte" le dice su padre, antes de acercar su cabeza a la del niño.

El niño le responde que lo ama. Él es la única verdadera víctima.

 

DEBATE EN LÍNEA

Las dos versiones del incidente han hecho que internautas comenten sobre quién tuvo la razón, quién actuó reprobablemente, si el oficial hizo bien en someter al niño o si se trató de abuso de autoridad.

Muchos piensan que la fuerza del policía sobre el niño fue innecesariamente excesiva. Otros aseguran que el niño estaba comportándose de forma errática y que el policía hizo lo correcto en bajar la intensidad del niño antes de darle lo que pedía.

VIDEO: Brutal arresto a joven por llevar pie sobre el asiento del tren

Para la mayoría, no obstante, todos los adultos actuaron mal: la familia del niño por no retirarlo de la escena viendo lo alterado que estaba; el oficial por utilizar la fuerza bruta contra un niño, gritando en un inicio, haciéndolo sentir más nervioso.

Ninguno de los dos policías se encuentra suspendido, continúan sus labores mientras se realiza la investigación.



Video viral muestra a policías sometiendo a un niño de 10 años

La versión de la cámara del oficial cuenta otra historia