Adolescente inmigrante se escapó de centro de detención en Florida
Wikimedia Commons
Adolescente inmigrante se escapó de centro de detención en Florida
Wikimedia Commons

Adolescente inmigrante se escapó de centro de detención en Florida

Cuando estaba en camino a hacerse un examen rutinario de la vista, decidió escaparse de los oficiales del Refugio Temporal para Niños no Acompañados.

(NOTICIAS YA).- Una adolescente de 15 años no pudo soportar estar más de tres semanas encerrada en un centro de detención en Homestead, Florida. Por eso, en una visita al doctor la niña originaria de Honduras decidió escaparse. 

LEE: Cerca de 900 familias inmigrantes no serán reunificadas

Su identidad no fue revelada por las autoridades.

Cuando estaba en camino a hacerse un examen rutinario de la vista, decidió huir de los oficiales del Refugio Temporal para Niños no Acompañados, dijo el vocero de la oficina de la policía de Homestead, Fernando Morales, a Daily News.

“Ella vino corriendo de la calle”, dijo el dueño de la tienda “Gonzalez Auto Center”, Frank Gonzalez, al Washington Post. La niña habría entrado a su negocio llorando y luego se agachó en una esquina detrás de un estante con herramientas. “Ella estaba llorando”, Gonzalez dijo.

Nadie sabía qué hacer con la adolescente, quien estaba a cinco millas del centro de detención.

El alojamiento temporal para adolescentes de Homestead, Florida estima tener unos 1,200 inmigrantes, convirtiéndolo en el segundo centro de detención más grande del país. En donde 70 jóvenes fueron separados de sus padres en la frontera, reportó el Miami Herald.

De acuerdo con Gonzalez, era un día ocupado en el taller, sin embargo la niña se quedó ahí llorando por más de una hora y se negaba a moverse.

“Le estuvimos dando agua y algo de comida, pero ella se quedó en la esquina todo el tiempo”, dijo Elvis Lopez, un mecánico de la tienda al Washington Post. “Ella se veía muy asustada. Seguía diciendo que no quería regresar”.

LEE: Liberan a inmigrante que fue detenido cuando entregaba una pizza

Lopez decidió llamar a su hermana, Bertha Lopez para que intentara hablar con la niña y calmarla un poco.

“Ella estaba muy asustada. Ella dijo que era de Honduras y que no tenía familia“, Bertha Lopez dijo al Washington Post. “Le dije que estaría a salvo y que intentaríamos ayudarla”.

Gonzalez dijo que  a pesar de que ellos nunca llamaron a la policía, los oficiales eventualmente llegaron, los cuales fueron llamados por otros compañeros de trabajo quienes sabían que la niña estaba escondida en el taller.

“Ellos iban y venían, sabían que ella estaría cerca”, dijo Gonzalez. “Es más seguro que esté detenida a que esté afuera en las calles sin familia. Fue una decisión dificil”.

Cuando las autoridades llegaron, la adolescente le dijo a la policía “Por favor, no me castigues, no me toques, no agarres mi mano”, de acuerdo con Gonzalez.

LEE: 70 bebés inmigrantes convocados a las cortes por gobierno de Trump

“Ellos le pusieron esposas, pero no como una criminal, sino como un ser humano”, Gonzalez dijo.

De acuerdo con la policía, la niña fue llevada al centro de detención sin ningún incidente. Esta adolescente forma parte de los cientos de menores de edad que fueron llevados a un centro sin ningún permiso y de acuerdo con los informes de la oficina de Salud y de Servicios Humanos de los Estados Unidos,  la mayoría de ellos regresaron con sus padres.

VIDEO RELACIONADO

 

 

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui