Dietas altas y bajas en carbohidratos podrían poner tu vida en peligro
Thinkstock
Dietas altas y bajas en carbohidratos podrían poner tu vida en peligro
Thinkstock

Dietas altas y bajas en carbohidratos podrían poner tu vida en peligro

Menos del 40% y más del 70% de calorías de carbohidratos mostraron un alto riesgo de muerte prematura.

(NOTICIAS YA).-Una dieta baja o alta en carbohidratos aumenta el riesgo de muerte, según sugiere un nuevo estudio publicado este jueves.

Según CNN, consumir menos del 40% o más del 70% de calorías provenientes de los carbohidratos, se asoció con el mayor riesgo de muerte.

Comer niveles moderados de este nutrientes, dentro de ese rango, ofrece las mejores opciones para una vida saludable.

El menor riesgo de muerte se observó cuando los carbohidratos constituían el 50-55% de la dieta de una persona, según el estudio.

LEE: Crean ‘supertortillas’ que no engordan y pueden combatir la diabetes

Sin embargo, la definición de una dieta baja en carbohidratos tenía algunas advertencias ya que no todas las dietas eran iguales:

  1. Las personas con dietas bajas en carbohidratos que reemplazaron sus carbohidratos con proteínas y grasas de animales, como: carne de res, cordero, cerdo, pollo y queso, tenían un mayor riesgo de mortalidad.
  2. En comparación con aquellos cuyas proteínas y grasas provenían de fuentes vegetales, como: verduras , legumbres y nueces.

“Necesitamos analizar cuidadosamente cuáles son los compuestos saludables en las dietas que brindan protección”, dijo la Dra. Sara Seidelmann, investigadora clínica e investigadora en medicina cardiovascular del Hospital Brigham and Women’s de Boston, quien dirigió la investigación.

LEE: Revelan la obscura realidad de las sopas instantáneas

Seidelmann advirtió sobre la popularidad generalizada de las dietas bajas en carbohidratos como una técnica de pérdida de peso, con personas que abandonan los alimentos como el pan, la pasta y las papas.

Aunque estudios previos han demostrado que tales dietas pueden ser beneficiosas para la pérdida de peso a corto plazo y el riesgo cardíaco más bajo, el impacto a más largo plazo tiene más consecuencias negativas, según el estudio.

“Nuestros datos sugieren que las dietas bajas en carbohidratos basadas en animales, que prevalecen en América del Norte y Europa, podrían estar asociadas con una vida útil más corta y deberían desalentarse”, dijo Seidelmann.

LEE: Amamantar a tu bebé lo puede proteger de la obesidad

Catherine Collins, dietista del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, que no participó en el estudio, djio que esas dietas ponen en peligro lo esencial de una dieta saludable: fibra dietética para prevenir el estreñimiento, apoyar el control del azúcar en la sangre y reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Las directrices del gobierno en países como el Reino Unido ya recomiendan que al menos un tercio de la dieta debe consistir en alimentos con almidón.

Los hallazgos “decepcionarán a aquellos que, desde la experiencia profesional, continuarán defendiendo su culto bajo en carbohidratos, pero contribuyen al abrumador cuerpo de evidencia que respalda un enfoque equilibrado de la ingesta calórica recomendado en todo el mundo por los organismos de salud pública”, agregó Collins.

LEE: La alarmante rapidez con que aumentó la obesidad infantil en 40 años

Encontraron los investigadores que a partir de los 50 años, la esperanza de vida promedio fue de 33 años adicionales para las personas que comieron carbohidratos con moderación:

  • Esto fue cuatro años más que aquellos con una dieta baja en carbohidratos (29 años).
  • Un año más que aquellos con una dieta alta en carbohidratos (32 años).

Los resultados también se combinaron con otros siete estudios sobre la ingesta de carbohidratos en personas de los países de América del Norte, Europa y Asia, que revelaron tendencias similares en la esperanza de vida.

Seidelmann, un investigador clínico de Boston, reveló el riesgo adicional de reemplazar los carbohidratos con proteínas y grasas de animales en lugar de plantas.

Pero los investigadores reconocen que sus hallazgos son puramente observacionales en esta etapa y no pueden probar una causa y un efecto de comer muy pocos o demasiados carbohidratos. También destacan que las dietas bajas en carbohidratos en el oeste a menudo resultan en que las personas consuman más grasas animales y carne, en lugar de más verduras, frutas y granos.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui