Incendio en Albuquerque
MGN
Incendio en Albuquerque
MGN

Incendio no dejó sobrevivientes en Chicago, eran 10 niños sin adultos

Entre las víctimas se encuentran seis niños de distintas edades, casi todos eran familiares

(NOTICIAS YA).- El incendio que acabó trágicamente con una pijamada en Chicago no dejó sobrevivientes, fueron 10 niños muertos y no había adultos en la casa, además los detectores de humo no funcionaban.

Las primeras versiones sobre el trágico incendio hablaban sobre ocho muertos, entre los que se encontraban seis niños. Sin embargo, las autoridades informaron sobre la décima muerte este martes y aclararon que en el lugar no había adultos acompañando a los niños.

El Departamento de Bomberos de Chicago dijo que la investigación sobre la causa del incendio continúa y que con la muerte del décimo niño no hubo “sobrevivientes”.

Alrededor de las 4 a.m. del domingo fue cuando los bomberos y equipos de emergencia respondieron a un incendio que se desató en la segunda planta de una casa ubicada detrás de un edificio de apartamentos  en el vecindario de Little Village, ubicado en el West Side de la ciudad.

Una vecina que estaba camino a casa vio el humo y llamó al servicio de emergencias, pero hizo algo heroico antes de que los bomberos llegaran.

“La persona que vino e hizo la llamada inicial también comenzó a llamar a las puertas y decirle a la gente que hubo un incendio, por lo que básicamente comenzaron a auto evacuarse a medida que las compañías de bomberos aparecían en escena”, dijo el comisionado de bomberos de Chicago, José Santiago.

VIDEO: Padre e hijo logran escapar de escalofriante incendio

Inmediatamente después de entrar a la casa en llamas, los bomberos comenzaron a buscar gente, pero las ocho víctimas ya habían muerto antes de que llegaran hasta ellas, informó el jefe de bomberos William Vogt a medios locales.

“Los bomberos trabajaron agresivamente lo más rápido posible, alejando a todos”, dijo Vogt. “Hicimos que todos salieran lo más rápido posible”.

Las autoridades informaron que todas las víctimas estaban en el segundo piso de la casa y no les hubiera sido difícil salir, pero todos estaban dormidos y no había detectores de humo.

“El fuego comenzó en la parte trasera, y la entrada al frente estaba abierta de par en par… si hubieran estado despiertos o si alguien los hubiera despertado, habrían salido”, dijo el portavoz del Departamento de Bomberos de Chicago, Larry Merritt, al Chicago Sun-Times.

Un reporte preliminar ha determinado que el incendio se originó en un “porche trasero cerrado” de la casa, aunque la causa aún está bajo investigación.

LEE: Madre lanza a sus hijos desde cuarto piso antes de morir en incendio

Familiares de las víctimas dijeron que habían asistido a una fiesta de pijamas en el hogar cuando se desató el incendio.

“Ni siquiera tengo palabras para explicar el dolor que estoy sintiendo en este momento… parece que todo mi mundo se está derrumbando”, dijo Marcos Contreras, de 15 años.

A Marcos lo despertó su hermana para decirle sobre el incendio en la casa en donde estaban sus otros hermanos y primos, y ambos corrieron hasta el lugar para encontrar todo envuelto en llamas.

Las víctimas del trágico incendio, que es calificado como el más mortífero de la ciudad en los últimos años, eran niños cuyas edades oscilaban entre los tres meses y los 16 años.

LEE: Comunidad devastada por incendio perdona a pareja que lo inició

Dos adolescentes, ambos de 14 años, fueron trasladados a un hospital, pero murieron en las siguientes horas. Todos menos uno eran de la misma familia extendida, según el Chicago Tribune.

“No hemos tenido esto en muchos, muchos, muchos años, esta cantidad de muertes y lesiones en un solo lugar”, dijo el comisionado de bomberos de Chicago, José Santiago, a los periodistas.

Un bombero resultó herido al combatir el incendio y fue llevado al hospital en condición “buena y estable”.

AVANCES DE LA INVESTIGACIÓN

La investigación sugiera que todos los niños estaban dormidos al momento del incendio, se vieron abrumados por el humo y no pudieron despertar.

Aunado a que los niños estaban sin la supervisión de un adulto, el Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois está investigando “denuncias de negligencia” en relación con el incidente.

Al menos 21 denuncias por negligencia se han registrado desde 2004 en contra de Yolanda Ayala, madre de seis de los niños que murieron en el incendio.

El edificio ha sido objeto de numerosas violaciones de códigos en el pasado y el propietario del edificio estaba en un proceso para desalojar a la mujer que alquiló la casa, se trata de la misma Yolanda Ayala, informa WGN 9 Chicago.

Algunas fuentes dijeron que hubo muchas quejas de vecinos sobre actividad de pandillas en la casa y posiblemente sobre la venta de drogas.

Las autoridades descartan que el incendio fuera provocado, pero sospechan que en el porche trasero los niños estuvieron encendiendo fueron artificiales y hubo gente fumando cigarrillos.

DENUNCIAS POR NEGLIGENCIA

Algunos de los registros de servicios infantiles han sido eliminados, pero Ayala fue investigado por “supervisión inadecuada” tres veces desde marzo de 2013, y cuatro veces en ese mismo lapso por “riesgo sustancial de lesiones físicas”. En cada caso, la queja fue declarada “infundada”, según detalla WGN.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui