deportados
Pixabay
deportados
Pixabay

VIDEO: “Pinche gringo” contrata en México a deportados de EEUU

Pocos se han encontrado con un lugar familiar en la Ciudad de México

(NOTICIAS YA).- Algunos inmigrantes que han sido deportados a México, siendo obligados a abandonar la vida que construyeron en Estados Unidos, se han encontrado con la fortuna de ser bien recibidos en un restaurante que comprende por completo su situación, es el “Pinche Gringo”.

Las políticas antinmigración de Donald Trump han dejado a cientos de inmigrantes mexicanos desolados de regreso a su país, sin familia, sin dinero, sin hogar y sin un trabajo. Todo lo que construyeron durante años simplemente se desvanece al ser deportados.

Pero unos pocos se han encontrado con un lugar familiar en la Ciudad de México, que les ha dado la oportunidad de rehacer sus vidas en un ambiente conocido.

Exclusiva: Adolescente de 13 años da el testimonio de su deportación

Se trata del restaurante “Pinche Gringo” que es dirigido por el estadounidense  Dan Defossey y el mexicano Roberto Luna, quienes abandonaron su trabajo en Apple para fundar el lugar especializado en cortes de barbacoa al estilo de Texas.

El primer restaurante fue inaugurado hace ocho años, ahora tienen dos, a más de 50 empleados y clientes leales. Pero en el camino no solo especializarse en las mejores costillas sino también en recibir a los deportados por el gobierno de Donald Trump.

Dan Defossey dice que tiene al menos a siete deportados trabajando en el restaurante y para nada se trata de un acto de caridad, ellos han llegado incluso a ser los mejores del lugar, le dijo a CNN.

“Sabes que a veces les hablo en inglés y sienten nostalgia por… porque extrañan a los Estados Unidos, y extrañan sus vidas, y extrañan a su familia que todavía vive en los Estados Unidos. Entonces, si tenemos un santuario, lo aprecian y trabajan duro”, dice Dan.

LEE: 463 padres migrantes habrían sido deportados sin sus hijos

Para Roberto alguien con experiencia en Estados Unidos es ideal para el restaurante, pues asegura que se adaptan de inmediato a la cultura de trabajo estadounidense, pero con la calidez de la mexicana.

Dan recordó que hace dos meses entrevistó a una persona que le contó cómo fue deportado luego de pasarse una luz roja, dejando en Estados Unidos a su esposa, dos hijos y 27 años de vida. Fue entonces cuando se comprometió a contratar cuantos más deportados le fuera posible, detalla Mundo Hispánico.

Hugo Hernández, originario de Guanajuato y quien vivió por 10 años en Florida, es uno de los siete deportados que trabajan en “Pinche Gringo”.

“Tu acento cambia y la forma en que te comportas, tu cultura cambia, todo es diferente. Entonces, te ven como si no fueras de aquí”, relata sobre su regreso.

LEE: ‘Dreamer’ es asesinado en México tres semanas después de ser deportado

Hugo empezó el sueño americano trabajando como lavalozas hasta que llegó a ser coordinador de cocina, lo que le dio una oportunidad en “Pinche Gringo”. Igual que a muchos, fue deportado tras ser detenido en una parada de tráfico.

“Cuando regresé (a México) no tenía idea qué iba hacer, estaba desesperanzado y desesperado, pero puedo decirles que sí hay esperanza. La gente que venga para acá tenga la idea que ese conocimiento que traen de allá es bastante valioso y hay lugar para todos nosotros”, asegura el joven.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui