3D printed dog skull
Patches, tenía un gran tumor canceroso en la parte frontal del cráneo que se estaba acercando peligrosamente al cerebro y la cuenca del ojo. Crédito: CNN.
3D printed dog skull
Patches, tenía un gran tumor canceroso en la parte frontal del cráneo que se estaba acercando peligrosamente al cerebro y la cuenca del ojo. Crédito: CNN.

Un perro perdió parte del cráneo por cáncer y le imprimieron uno en 3D

Gracias a los investigadores tiene un cráneo nuevo y una vida sin cáncer.

(NOTICIAS YA).-Un perro perdió parte de su cráneo por cáncer pero investigadores canadienses le imprimieron uno en 3D y cambiaron su vida.

Patches, de 9 años, el dachshund afectado por el cáncer, se siente mejor gracias a un cráneo nuevo y una vida sin cáncer debido a la impresión 3D.

De acuerdo a CNN, el can tenía un gran tumor canceroso en la parte frontal del cráneo que se estaba acercando peligrosamente al cerebro y la cuenca del ojo.

Era tan grande que comenzó a pesar su cabeza y crecer en su cráneo, según la universidad.

La Dra. Michelle Oblak, oncóloga de cirugía veterinaria de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Guelph en Ontario, trabajó con Galina Hayes, cirujano de animales pequeños de la Universidad de Cornell, para extirpar el tumor que crece en el cráneo de Patches.

Los investigadores reemplazaron la pieza faltante del cráneo con una placa impresa en 3D, que fue fabricada por la compañía de tecnología médica Adeiss.

La universidad dijo que fue el primer procedimiento veterinario en América del Norte.

Oblak trazó el tumor del perro utilizando prototipos rápidos e implantes impresos en 3D para la reconstrucción. Ella practicó la extirpación del tumor en un modelo impreso en 3D del tumor y el cráneo de Patches.

Según un comunicado de la universidad, la placa utilizada para reemplazar el cráneo de Patches fue diseñada específicamente para ella.

“La impresión 3D cambia el enfoque de un implante que se diseñó para uso común que requiere modificación a un paciente, a un implante específico para el paciente que ha sido diseñado directamente para ellos”, dijo Oblak.

Oblak mencionó la posibilidad de usar esta tecnología en humanos.

Vamos a poder contribuir con información valiosa para que también se pueda usar en humanos”, dijo.

Los médicos han utilizado la impresión 3D en humanos para fines como la reconstrucción de maxilares y vértebras, y los modelos 3D también se han utilizado para planificar cirugías importantes.

En cuanto a Patches, tiene seis meses libre de cáncer y su cirugía fue un éxito, dijo su dueña, Danielle Dymeck.

Sin relación con la cirugía, Patches sufrió un desvio un disco en su espalda poco después del procedimiento, pero la actitud de Dymeck sigue siendo positiva.

“Estaba lista para ser un perro otra vez”, dijo Dymeck sobre la recuperación de Patches.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui