florence inundaciones
CNN
florence inundaciones
CNN

Inmigrantes llamaron al 911 durante huracán Florence y nadie los ayudó

El reflejo de las condiciones de trabajadores inmigrantes en este caso

(NOTICIAS YA).-Un grupo de trabajadores inmigrantes llamó al 911 para pedir ser rescatados luego de encontrarse a más de un metro de agua, durante el paso de Florence en Carolina de Norte, pero la ayuda nunca llegó. Detrás de todo está un sistema que pareciera sacado de libros de historia sobre la esclavitud.

Buzzfeed reporta que un grupo de unos 35 o 40 trabajadores de campo despertaron la mañana del 15 de septiembre y se encontraron sumergidos en las aguas del huracán Florence, uno que sabían que llegaría pero no tenían ni idea de qué tan fuerte serían.

LEE: Tras Florence, otra pesadilla para Carolina del Norte: los mosquitos

En días previos, cuando por mandato oficial miles de personas evacuaron la zona de Jones County, una área rural con granjas y alejada de la urbanización, autoridades de la granja en donde trabajaba este grupo de inmigrantes les avisaron que llegaría un huracán, pero no les instruyeron a buscar un refugio.

Muchos de los inmigrantes jamás habían experimentado un huracán y no sabían qué esperar.

Al ver que el nivel del agua subía más, llamaron al 911 para pedir ser rescatados y esperaron por horas sin que nada ocurriera. Autoridades sí habían enviado un equipo de rescate a la zona, pero se veían atrasados por las complicaciones del camino.

Pero otro factor tuvo que ver en que equipos de rescate decidieran desistir: el dueño de la granja y jefe de los trabajadores llamó a las autoridades para decirle que sus empleados “estaban bien”, y que no era necesario ir por ellos.

FOTO: Circula imagen falsa de Trump ayudando a víctimas de Florence

Los inmigrantes trabajadores tuvieron que buscar la ayuda de otras organizaciones, dedicadas específicamente al empleo en el campo para personas de otros países a través de visas temporales. Asimismo, se comunicaron con rescatistas independientes.

Eventualmente, un empleado de North Carolina Growers Association acudió al llamado de los trabajadores y los llevó a un refugio oficial en un condado vecino.

La NCGA asegura que cuando se hizo la alerta de la llegada de Florence, ellos se comunicaron con todos los dueños de las granjas para indicarles que debían evacuar la zona y pensar en la seguridad de sus trabajadores inmigrantes. Así lo hicieron con la granja Riggs, donde este grupo de inmigrantes trabaja.

Randy Riggs, el dueño de la granja y quien llamara a las autoridades para indicar que sus empleados estaban bien, no ha revelado el por qué de sus actos y se ha negado a dar declaraciones al respecto.

VIDEO: Más de 600 animales rescatados tras abandono durante Florence

Este evento, dice Buzzfeed, es solo una muestra más de las condiciones en las que empleados inmigrantes se encuentran en Carolina del Norte, donde su papel es fundamental para el desarrollo de la agricultura. Sin embargo, decenas de inmigrantes han sido ignorados tras Florence.

Muchos empleados que sí sabían sobre las evacuaciones, dijeron haberse quedado en sus lugares de trabajo por miedo a represalias. Para ellos, su vida depende de su trabajo, pero nadie o pocos velan por ellos y sus derechos.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui