Encuentran esqueleto de niño "vampiro" enterrado hace siglos

huesos
Flickr

Era una práctica para «evitar que se levantara entre los muertos»

(NOTICIAS YA).-El descubrimiento de los restos de un infante de 10 años muestra que, quienes lo enterraron, tomaron medidas para que el niño, posiblemente muerto tras un brote de malaria en el siglo V en Roma, no volviera de entre los muertos a contagiar a los sobrevivientes.

Arqueólogos de la Universidad de Arizona lo llaman "entierro vampiro"; fueron descubiertos por un equipo formado por la Universidad de Arizona, la Universidad de Stanfor y arqueólogos italianos, en un antiguo sitio romano.

LEE: ONU retira empleados en Malawi por problema con 'vampiros'

Los restos del niño muestran que, en su boca, se puso de manera forzada una roca como lo que investigadores sospechan parte de un ritual funerario diseñado para controlar el brote de enfermedad, y para asegurarse de que el cuerpo se quede donde fue enterrado.

David Soren, arqueólogo de la Universidad de Arizona, lleva más de 30 años trabajando en excavaciones Lugnano en Teverina, la región italiana de Umbria. Ahí se realizó el hallazgo del "entierro vampiro".

"Nunca había visto algo así. Es bastante misterioso y extraño", dijo Soren, arqueólogo.

El cuerpo fue hallado dentro del territorio conocido como un cementerio "de bebés", en tumbas que datan de aproximadamente el siglo V, momento en el cual hubo un brote de malaria, matando a miles de niños y bebés, la población más vulnerable.

LA BRUJERÍA COMO CONTROL DE ENFERMEDADES

En previas excavaciones en la región, se encontraron varios elementos al lado de los restos de los niños, por lo regular y salvo por este último, todos los cuerpos eran de pequeños no mayores a los 3 años.

Entre los objetos que se encontraron destacan huesos de ranas, de cachorros, de cuervos, recipientes de bronce llenos de ceniza y, en más de una ocasión, rocas sosteniendo las manos y pies de los niños.

LEE: Niña de 9 años fue mutilada y hervida en aparente ritual de brujería

De acuerdo a arqueólogos, estas prácticas son comunes en pueblos que practican la brujería y, en este caso, era con el fin de mantener "la maldad" enterrada. De acuerdo a pruebas de ADN, la maldad en la mayoría de los casos de estos niños era malaria, la enfermedad que los mató.

El cuerpo del niño de 10 años, cuyo sexo se desconoce, se encontró en un tipo de tumba común en esos tiempos, pero tan grande que al destaparla arqueólogos esperaban encontrar dos cuerpos de niños más pequeños.

La posición del menor, sobre su lado izquierdo, hace que sea imposible que por causas naturales y de descomposición su boca se hubiera abierto tanto. Esto quiere decir que la roca fue puesta a la fuerza.

VIDEO: Incendia vecindario tras prender vela que le recomendó una bruja

Este último desentierro es el primer caso de un "entierro vampiro" se encuentra en cementerio de niños, pero casos similares se han encontrado en otros lugares del mundo en tumbas de distintos periodos.

De acuerdo a científicos, poner una roca forzosamente en la boca de los muertos era una técnica asociada a la creencia de que los muertos podían levantarse de nuevo.

Otros tipos de entierros de vampiros incluyen cuerpos que son estacados al suelo a través del corazón o desmembrados antes de ser enterrados.



Encuentran esqueleto de niño "vampiro" enterrado hace siglos

Era una práctica para "evitar que se levantara entre los muertos"