deportado
U.S. Immigration and Customs Enforcement (Department of Homeland Security)
deportado
U.S. Immigration and Customs Enforcement (Department of Homeland Security)

Mexicano deportado muere tratando de volver con su familia a EEUU

Casos como el suyo han aumentado en la administración de Trump

(NOTICIAS YA).-Adrián Luna era originario de Guadalajara, México, pero llevaba la mayor parte de su vida viviendo en los Estados Unidos. En Idaho, Adrián había encontrado el amor, formó una familia, tenía amigos, trabajo y contribuía a la comunidad. Pagaba sus impuestos y era querido. En 2017 fue deportado. Murió tratando de volver a su hogar.

Adrián llegó a los 18 años a los Estados Unidos. Ahí conoció a Belinda, con quien se casó y, junto a su hija Emilie, de 18 años y producto de una previa relación, formaron una familia con 4 hijos más: Ebany, 9; Aiden, 7; Dylan, 5; y Jayce, 4.

VIDEO: Rompen en llanto inmigrantes al tocar suelo estadounidense

Adrián llevaba más tiempo de su vida en los Estados Unidos que lo que pasó en México. Por lo mismo, sus recuerdos de su natal Jalisco eran vagos y frecuentemente opacados por sus nuevas memorias, al adoptar un estilo de vida “completamente americano”.

En la década de los noventas, Adrián había sido deportado y volvió a entrar a los Estados Unidos de manera ilegal, no obstante, nunca cometió ningún crimen y cumplía con sus responsabilidades como ciudadano. Durante años y gastando más de 10 mil dólares en abogados, Adrián intentó regularizar su situación migratoria misma que, aunque él era esposo de una ciudadana estadounidense, se complicaba debido a su pasado de deportación.

En 2017 y frente a su esposa e hijos, un oficial de ICE le dijo a Adrián que abrazara a su familia una última vez, porque su tiempo se había acabado.

Adrián Luna pasó semanas preso y luego fue deportado a México, donde no perdió tiempo para planear su regreso al único lugar que en verdad llamaba su hogar: donde estaban sus hijos, su esposa, su trabajo y su vida.

LEE: Inmigrantes llamaron al 911 durante huracán Florence y nadie los ayudó

Intentó volver a través de Arizona, pero fue rápidamente deportado de nuevo. En 2018 lo intentó otra vez a través de Tijuana, en Baja California. Pensando que su estado físico, a los 45 años, podría soportar lo que había soportado hace más de 20 años, se aventuró al desierto.

A mediados de este año, un grupo de voluntarios y reporteros de New York Times, encontraron los restos de Adrián en el desierto.

El cuerpo de Adrián fue encontrado junto con algunas de sus pertenencias: ropa y un libro de oraciones fueron, sobre todo, indicadores de que se trataba de él, puesto que su cuerpo estaba en tan avanzado estado de descomposición que era imposible reconocerlo. Su identidad fue comprobada más tarde por pruebas forenses.

Así como Adrián, miles de inmigrantes que llevan gran parte de su vida viviendo en los Estados Unidos sin presentar ningún problema a la comunidad, están siendo deportados bajo al administración de Trump y su política migratoria.

LEE: Buscan a mujer acusada de transportar 4 inmigrantes

New York Times reporta que casi la mitad, o más del 40% de los casos nuevos presentados ante el Departamento de Seguridad Nacional de personas deportadas, corresponden a casos como los de Adrián; personas cuyo hogar y vida están en los Estados Unidos, donde llevan viviendo más de 2 años.

Casos con consecuencias como las de Adrián, también han ido en aumento. Tan solo en 2017, al menos 412 inmigrantes fueron encontrados sin vida a lo largo de la frontera. Las nuevas y más severas medidas de seguridad en la frontera hacen que los inmigrantes se aventuren a zonas más remotas y peligrosas con el fin de, en muchos casos, volver a los Estados Unidos, donde dejaron su vida.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui