Mujeres muestran su ropa interior en protesta a caso de abuso sexual

#ThisIsNotConsent, el hashtag que usan en su lucha

(NOTICIAS YA).-El uso de una prenda de ropa interior como parte de la evidencia en un juicio sobre abuso sexual, causó indignación y detonó una protesta en redes sociales. Bajo el hashtag #ThisIsNotConsent, o "esto no es consentimiento", cientos de mujeres han publicado fotos de sus prendas íntimas, alegando que usar atuendos "sexys" no debe ser excusa para abusadores y violadores.

LEE: Niña de 11 años "dio consentimiento" sexual a adulto de 28, según corte

Una tanga fue la evidencia con la que una corte de Irlanda absolvió de cargos a un hombre que fue acusado de abusar sexualmente de una adolescente. El sujeto tenía 27 años; la víctima 17.

En la corte, la abogada defensora sacó la prenda, la sostuvo entre sus manos y dijo ante el jurado conformado por 8 hombres y 4 mujeres, "solo es cosa de ver lo que traía puesto".

LEE: Francia planea fijar la edad de consentimiento sexual a 15 años

La tanga era pequeña y tenía encaje en la parte frontal. Para la abogada, la prensa era sexy y, por lo tanto, invitaba al acto sexual.

Esto fue suficiente para que el argumento de defensa fuera suficiente: la relación fue consensual, ¿cómo no iba a serlo, si ella usó tanga?

Luego de que se diera a conocer el argumento de la defensa, mujeres comenzaron a protestar en redes sociales sobre el uso, una vez más, de mitos sobre la violación con el fin de victimizar de nuevo a las mujeres, culpar a la víctima, promover una cultura que favorece al agresor.

Compartiendo fotos de su ropa interior, mujeres denunciaron una vez más que la ropa no es un factor de consentimiento para el acto sexual. Hartas de cómo se han usado las faldas cortas, los escotes pronunciados, y ahora las prendas íntimas "sensuales" para descalificar las denuncias de abuso.

LEE: Agresión sexual: qué recuerdan las víctimas y por qué no lo reportan

Noeline Blackwell, directora de Dublin Rape Crisis Centre, habló sobre cómo la organización, a raíz de este incidente, una vez más pide reformas en la ley de Irlanda para que se restrinja el uso de mitos sobre la violación como argumentos de defensa a personas acusadas de abuso sexual.

"Esta clase de mitos y estereotipos sobre la violación siguen apareciendo una y otra vez en la corte, porque la defensa siempre es que el acto sexual fue consensual", dice Blackwell.

Luego de que el hashtag #ThisIsNotConsent se apoderara de las redes, cientos de personas salieron a las calles a protestar una vez más a causa de la revictimización de víctimas de abuso sexual, una cultura machista y leyes que favorecen a los agresores.

"Lo que sea que usemos, adonde quiera que vayamos, sí es sí y no es no", gritan manifestantes.

Ruth Coppinger, un miembro socialista del parlamento irlandés, tuiteó una foto de su ropa interior después de que ella dijo que cuando la había exhibido en Dáil Éireann, la cámara baja de la asamblea. También instó a sus seguidores a unirse a las protestas en Dublín contra el veredicto de Cork:

"Escuché que las cámaras giraron en otra dirección cuando exhibí esta ropa interior en #Dáil. En las cortes, la ropa interior de las víctimas pueden pasar como prueba y está dentro de las reglas, por lo tanto, es necesario mostrarla en Dáil".

Las protestas en toda Irlanda están siendo organizadas por la organización feminista socialista ROSA. Se les pide a los partidarios que traigan su ropa interior.



Mujeres muestran su ropa interior en protesta a caso de abuso sexual

#ThisIsNotConsent, el hashtag que usan en su lucha