"Fuera, malandros" gritan en manifestación antiinmigrante en Tijuana

Paralelamente, otra manifestación en contra de la xenofobia era ignorada por medios

antiinmigrantes

(NOTICIAS YA).-Gritando "no a la invasión", portando camisetas de la Selección Mexicana de Fútbol y levantando pancartas que dicen "invasión disfrazada de migración", decenas de personas en la ciudad fronteriza de Tijuana se manifestaron este domingo en un punto de la ciudad.

A pocos metros, otras decenas más, con mucha menor cobertura mediática, se manifestaron en contra de la ola de racismo, xenofobia y aporofobia que, desde la llegada de la caravana, ha sido el pan de cada día en las calles y en las redes sociales de Tijuana.

LEE: "México Primero" gritan al rechazar la caravana migrante en la frontera

Miles de inmigrantes dejaron la violencia y pobreza de sus países, la mayoría centroamericanos, para dirigirse en caravana, por distintas rutas del país, hacia la frontera con los Estados Unidos con el fin de solicitar asilo y refugio.

Este tipo de desplazamiento no es nuevo; de hecho, cada año se organizan varias caravanas de centroamericanos, pero en esta ocasión hubo un factor nuevo: las palabras y cobertura que desde Estados Unidos y la administración de Trump, se expresaron antes de la llegada de la misma.

Esta caravana ocurrió también en dos momentos de fuerte carga política tanto para México como para los Estados Unidos; a solo meses de que el actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto deje el puesto, y semanas previas de las elecciones de medio término para los estadounidenses.

 

ERRORES DE LÓGICA

Entre las decenas de personas que se manifestaron en la glorieta donde se encuentra el monumento a Cuauhtémoc, el discurso era vago y contradictorio. Algunos hablaban de invasión, pedían expulsar sin reparo alguno a los inmigrantes en tránsito, algunos por "temor a delincuencia" y otros por simple rechazo.

Algunos, en cambio, hablaban de cómo "no estaban en contra de los inmigrantes", sino de "la manera en la que entraron a México", haciendo referencia al ingreso violento que ocurrió cuando el gobierno de México envió a policías a la frontera sur del país, provocando un amotinamiento de inmigrantes.

LEE: CBP se prepara para resguardar la frontera ante llegada de caravana

Para otros, el problema era que "rechazaban la comida y la ayuda que México les daba", refiriéndose a los esporádicos reportes de inmigrantes dejando cobijas y ropa que les habían sido donados, pues no podían llevarlos encima.

Otros seguían molestos del enfrentamiento que ocurrió en días pasados en Playas de Tijuana, donde residentes de la ciudad llegaron hasta los golpes en su repudio a los inmigrantes.

Hubo varios que alabaron el nacionalismo de Trump e invitaron a los mexicanos a comportarse de igual manera hacia los centroamericanos, quienes "deben estar en sus países, con su familia, y no durmiendo en las calles de Tijuana".

Sin embargo, pocos conocen o reconocen los errores en la lógica de sus argumentos, algunos de los cuales fueron abordados por un informe sobre los mitos y realidades sobre la Caravana de Inmigrantes, presentado por la CONAPRED en días recientes.

 

"Son delincuentes"

La caravana de inmigrantes está conformada por miles de personas que huyen de la situación extrema en sus países: hambre, violencia, delincuencia, pandillas, muerte, hambre.

Algunos hicieron referencia a los miles de muertos que al año se registran en Tijuana a causa de homicidios, cerca de dos mil al año. Sin embargo, esto ocurre por fenómenos que no tienen nada que ver con movimientos migratorios, sino con el crimen organizado como el principal de los motivos.

LEE: Accidente en la caravana migrante deja 10 centroamericanos heridos

Asimismo, rechazan o desconocen los casos documentados de la delincuencia de la que los inmigrantes son víctimas durante su éxodo hacia los Estados Unidos; no solo discriminación que en el mejor de los casos llegan a manifestaciones como las de hoy en Tijuana, sino cuestiones mucho más serias como el abuso sexual del que son víctimas la mayoría de las mujeres migrantes, secuestros y asaltos.

 

"Que sus países se encarguen de ellos; no es problema de México"

El desplazamiento de la caravana se conoce como desplazamiento forzado. Es decir, no fue una decisión que se tomó por gusto, sino que fue obligada en ellos como método de supervivencia debido a la situación en sus países.

México es un país de origen, tránsito y destino de inmigrantes, y como parte de redes de países latinoamericanos y de más, está dentro de su responsabilidades ofrecer ayuda a quienes se trasladan por él. Existen recursos y programas para ello; es decir, sí es problema de México.

La ayuda que, de entrada, debe ofrecer a los inmigrantes es humanitaria. Es decir, de necesidades básicas: alimento, agua, techo, atención médica, así como la posibilidad de brinda asilo y ayuda en procesos de repatriación.

LEE: Migrantes en caravana se disculpan con México por mal comportamiento

"Alguien los está patrocinando"

Sí y no. Dentro del rubro anterior, ayuda humanitaria tanto de organismos gubernamentales como no gubernamentales ha sido ofrecida a los inmigrantes. Pero las declaraciones de que individuos o grupos de poder están financiando la caravana con fines siniestros cae en materia de teoría de conspiración.

 

"No podemos ayudar a tantos, menos con tanto mexicano necesitado"

La caravana de inmigrantes representa alrededor del 1% de las personas en el país que nacieron en el extranjero. México cuenta con 33% de la población en pobreza y 9% en pobreza extrema. Es decir, la presencia y la ayuda a la caravana no va a perjudicar o empeorar la situación de los pobres que ya hay en el país. Se trata de fenómenos distintos.

Además de ello, ayudar a inmigrantes y ayudar a los pobres no son causas mutuamente excluyentes. En palabras sencillas: no están peleadas. Se puede ofrecer ayuda y solidaridad a los inmigrantes sin descuidar el apoyo a mexicanos, suponiendo que en efecto se les está ayudando.

México tiene los recursos y la responsabilidad moral de ayudar a los inmigrantes, así como lo tiene para ayudar al resto de su población; ayudar a uno no niega la posibilidad de ayudar al otro.

LEE: Al menos 100 migrantes de la caravana fueron secuestrados

La diversidad de Tijuana se vio también reflejada en la manifestación, con personas usando camisetas del equipo de fútbol local al lado de personas usando ropa y accesorios de marcas reconocidas. Todos entonaban el himno nacional una y otra vez, pero solo las primeras estrofas, las que salen en la radio, las que se sabían.

Muchos ni siquiera se supieron eso y se limitaban a decir "mexicanos al grito de guerra" y cometer errores comunes como "pienso patria" en vez de "piensa, oh patria" y "un soldado en cada hijo de Dios" en vez de "un solado en cada hijo te dio".

Nadie de los presentes se sabía la estrofa que dice "con las voces de ¡unión! ¡libertad!"



"Fuera, malandros" gritan en manifestación antiinmigrante en Tijuana

Paralelamente, otra manifestación en contra de la xenofobia era ignorada por medios