Los doctores la condenaron a muerte y solo necesitaba bananas
Thinkstock
Los doctores la condenaron a muerte y solo necesitaba bananas
Thinkstock

Los doctores la condenaron a muerte y solo necesitaba bananas

Fue diagnosticada con sepsis y le dijeron que le quedaba poco tiempo de vida. 

(NOTICIAS YA).-Una mujer mayor de Utah fue diagnosticada con una grave afección sanguínea y los médicos dijeron que le quedaba poco tiempo de vida. 

Según la publicación de Miami Herald, tres médicos le dijeron a la familia que la mujer, de 77 años, sufría de sepsis y pronto se detendría su corazón.

Pero una de sus hijas tuvo el presentimiento de que estaban equivocados.

El hospital en Salt Lake City tenía poco personal porque era el fin de semana de Acción de Gracias, según narra la familia. Debido al día festivo ningún médico pudo revisarla y las opciones se terminaban. 

“Entré en acción: llamé a un flebotomista móvil (las personas que te pegan para que te tomen una muestra de sangre) para que te hagan un panel de sangre independiente”, dijo.

Continuó: “Fue la mejor llamada que he hecho. Descubrimos que mi madre no se estaba muriendo de sepsis, sino que tenía potasio muy bajo.”

“Mi madre necesitaba bananas”, celebró.

El portal de salud MedlinePlus explico que el nivel bajo de potasio, llamado hipocaliemia, es una afección en el cual la cantidad de potasio en la sangre está por debajo de lo normal.

Asimismo, el potasio es un electrólito (mineral) y es necesario para que las células funcionen adecuadamente. Cabe mencionar que el potasio se obtiene a través de los alimentos.

Para elevar los niveles de potasio en el cuerpo puedes consumir frutas ricas en este mineral; como el plátano que contiene contiene 594 mg de potasio, señaló el sitio wikiHow.

Cuando la paciente estaba en el hospital, les dijeron que la sepsis en su rodilla se había trasladado a sus riñones.

Ella necesitaba diálisis inmediata y el tratamiento mejoró la función de sus riñones, aún se veía mal.

Al día siguiente, los resultados revelaron que si alguna vez tuvo sepsis, misteriosamente se había desvanecido. Y de nuevo en la sala de emergencias, un médico dijo que la paciente nunca debería haber estado desahuciada. 

El día después de Acción de Gracias se conoce como el viernes negro, pero para esta familia fue el “viernes brillante”, porque fue el día que salvaron a su madre. 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui