Oficiales no fueron responsables en 8 tiroteos y 4 muertes de San Diego
Oficiales no fueron responsables en 8 tiroteos y 4 muertes de San Diego

Oficiales no fueron responsables en 8 tiroteos y 4 muertes de San Diego

La fiscalía aseguró que en todos los casos las acciones de los oficiales estuvieron justificadas.

(NOTICIAS YA).- La fiscal de distrito Summer Stephan dio a conocer este viernes la revisión de cuatro muertes de personas en custodia y ocho tiroteos cometidos por oficiales en el último año, concluyendo que los oficiales involucrados actuaron “razonablemente” y no asumirán responsabilidad penal.

Stephan dijo a los reporteros que en las cuatro muertes bajo custodia se habían revisado las pruebas de toxicología que revelaron que las personas que murieron tenían metanfetamina en su sistema.

Algunas de las revisiones incluyeron también video de cámaras corporales de los oficiales y videos de otras fuentes.

LEE: 2 oficiales heridos y un hombre muerto tras tiroteo en San Diego

En uno de los casos, Oscar Leal de 37 años, murió después de haber sido rociado con gas pimienta por uno de los alguaciles durante su arresto en febrero.

Un segundo caso de la muerte del 19 de abril de Guillermo Corrales, quien perdió la vida tres días después de haber sido arrestado por la policía de San Diego.

Familiares llamaron al 911 para los reportar que Corrales fue violento con ellos y estaba intoxicado. Los oficiales esposaron a Corrales, de 39 años, para que los médicos pudieran evaluarlo, pero sufrió un paro cardíaco y murió tres días después en un hospital. Tenia metanfetamina y el fentanilo en su sistema.

LEE:Policía de San Diego ofrece bono de 15 mil dólares para nuevos reclutas

En el caso de Kristopher Birtcher, de 34 años, alguaciles recibieron reportes de un hombre posiblemente intoxicado. Durante una lucha con los agentes,  Birtcher recibió una descarga eléctrica. Debido a que tenía metanfetamina en su sistema dejó de respirar y murió, dijo Stephan.

Stephan también informó sobre el tiroteo del 21 de julio en el que oficiales balearon a José Trujillo, de 21 años. Había sido detenido inicialmente bajo sospecha de conducir ebrio, pero el sospechoso se alejó y recibió un disparo cuando tomó una postura de tiro con algo en su manos, dijo Stephan.

LEE: Tasa de arrestos juveniles en San Diego es la más baja en una década

En el caso de Jason Santana, de 20 años, Stephan dijo que oficiales de la policía de San Diego lo vieron a él y a un pasajero en un automóvil robado, bebiendo, en el Centro recreativo Kearny Mesa en Linda Vista el 29 de noviembre de 2017.

Santana subió al auto y retrocedió hacia un oficial, que disparó impactando al hombre en el brazo.

 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui