pollo
Pexels
pollo
Pexels

Vivimos en “la era del pollo”, el animal que marca nuestro impacto

“Cuando toda vida acabe, quedarán plástico y huesos de pollo”

(NOTICIAS YA).-Cuando humanos del futuro analicen los fósiles de la era en la que vivimos ahora encontrarán elementos clave que nos definen: plástico, aluminio, vidrio y huesos de pollo. Esta era es llamada por algunos expertos Antropoceno, caracterizada por el impacto del humano a toda la naturaleza, al ambiente y al clima.

Es así que científicos indican que vivimos en la era del pollo, pues es el animal que más impacto y cambio ha tenido por parte de la intervención humana, haciendo que su ancestro directo no tenga nada que ver físicamente con él: el pollo moderno es enorme y sus huesos son distintos, pues se ha criado de tal manera que genere más carne y huevos para el consumo humano.

LEE: Hábitos alimenticios actuales causarían catástrofes climáticas en 2050

Actualmente, no existe un solo animal vertebrado en el planeta que tenga tantos especímenes vivos como el pollo. Hay 7.7 mil millones de personas en el mundo; hay 23 mil millones de pollos en cualquier momento del año.

El pollo ha pasado de ser un alimento que era un lujo esporádico hace apenas unas décadas, a ser la carne que más se consume por las personas.

Cada año, más de 65 mil millones de pollos son asesinados para su consumo, una cifra sumamente superior a otros animales como el cerdo con mil millones y medio de animales muertos; y las vacas con 300 millones.

Tiene mucho que ver que debido a la evolución forzada del ave a través de la intervención humana, las gallinas crecen mucho más rápido y su periodo de vida desde que nacen hasta que llegan al matadero es de apenas unas semanas, entre 5 y 7.

LEE: El mundo está peligrosamente cerca del límite del cambio climático

Los huesos de todos estos millones de pollos son arrojados a rellenos sanitarios donde, debido a las condiciones ambientales, pueden llegar a fosilizarse, llegando a formar parte de rocas que, miles de años por venir, serán el vestigio de la civilización que actualmente somos.

El consumo de la carne de pollo está a la alza junto con la población humana: es una fuente relativamente barata de proteína y las personas cada vez se alejan más de la carne de res y de cerdo, en muchas ocasiones, con el fin de reducir su huella ambiental.

LEE: En 200 años humanos han causado cambios climáticos que toman millones

No obstante, el pollo es, según activistas, el animal que más sufre debido a la producción industrial: sometidos a vivir las pocas semanas de vida bajo luces intensas simulando el sol, con el fin de que coman todo el día y engorden a tal grado que, de ser rescatadas, las aves morirían de cualquier forma por problemas asociados a su peso, su corta existencia está marcada por el dolor y la matanza masiva con máquinas.

Es por esto que muchas personas se dirigen cada vez más a dietas basadas en vegetales, y tal vez la causa que ha orillado a los más grandes productores de pollo (Tyson y Perdue Farms) a buscar alternativas de proteínas a base de plantas para sus productos.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui