Acusados
Boulder County Sheriff's Office
Acusados
Boulder County Sheriff's Office

2 agentes de Boulder acusados de muerte de hombre trasladado a un centro

(NOTICIAS YA).-  Dos agentes de la Oficina del Alguacil del condado Boulder, fueron acusados de la muerte de un hombre que fue trasladado a un centro de desintoxicación el año pasado, según informó la Fiscalía del Distrito Judicial 20 este lunes.

LEE: Arrestado por agredir e intentar atropellar a su novia en Boulder

Los agentes James O’Brien de 49 años y Adam Lunn de 36, han sido acusados de homicidio, un delito grave clase 4, por la muerte de Demetrius Shankling de 23 años.

De acuerdo a las investigaciones, los oficiales mataron a Shankling esposándolo y poniéndolo en un espacio confinado acostado boca abajo en una van en la que transportan reclusos.

De acuerdo a la declaración jurad del arresto, el 9 de septiembre otros dos oficiales encontraron a Shankling mientras caminaba en la intersección de la calle 9 y Canyon Boulevard en Boulder.  Al percatarse de que estaba intoxicado contactaron a los agentes O’Brien y Lunn quienes se encontraban transportando personas al centro de desintoxicación.

Shankling se negó a subir a la van, por lo que los agentes lo subieron a la fuerza colocándolo en el piso boca abajo.

Durante 16 minutos y 2 segundos en que era transportado, Shankling no respondió ni se movió.  Cuando llegaron a Centro de Recuperación de Adicciones, el hombre estaba inconsciente y no respiraba.

LEE: Cree que empleado de bar la toca y lo asfixia: Video muestra la verdad

Fue puesto en soporte vial, pero 27 días después murió en un hospital de Denver.  O’Brien y Lunn fueron puestos bajo licencia administrativa desde el incidente.

El Equipo de Investigación del condado Boulder, con ayuda de un detective del Departamento de Policía de Longmont, iniciaron una investigación en la que determinaron que los oficiales habían sido entrenados a no colocar a una persona esposada en esa posición.

Una autopsia reveló que Shankling murió de asfixia posicional en por la manera en que fue colocado en la van.  Un patólogo forense determinó que la muerte fue un homicidio.  

“Como parte de nuestra misión de seguridad pública, todos los oficiales son responsables de mantener seguros a los que están en nuestro cuidado en la medida de lo posible y son responsables de sus decisión y acciones”, dijo el alguacil del condado Joe Pelle.

O’Brien ha trabajado con la oficina del alguacil desde 1998 y Lunn desde el año 2011.  De ser encontrados culpables, los agentes enfrentan una condena de 2 a 6 años en prisión.

LEE: Sujeto que hirió 2 agentes de Denver durante tiroteo murió por suicidio







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui