287G NEVADA
Video
287G NEVADA
Video

¿Que es el 287 G, cómo funciona y por qué algunos se oponen?

(NOTICIAS YA).- La sede de la Policía Metropolitana de Las Vegas fue el lugar para que un grupo de defensores de los derechos de los inmigrantes se reuniera para protestar en contra del programa 287 G, un mecanismo de cooperación entre la Policía Metropolitana de Las Vegas y la agencia ICE.

La sede de la Policía Metropolitana de Las Vegas fue el lugar para que un grupo de defensores de los derechos de los inmigrantes se reuniera para protestar en contra del programa 287 G, un mecanismo de cooperación entre la Policía Metropolitana de Las Vegas y la agencia ICE.

Con pancartas y entre consignas, los asistentes pedían el fin del acuerdo. Para Bliss Requa-Trautz, del grupo Arriba Las Vegas Workers Center la razón para pedir el cese radica en que a su juicio “La policía de las vegas están participando a gusto en programas de deportación de nuestra comunidad local“.

Jorge Franco, uno de los manifestantes, vivió en primera persona el 287 G. Franco contó su historia al equipo de Noticias Univision Nevada.

“Yo estaba manejando camino a mi trabajo no me di cuenta que tenía una luz de freno que no funcionaba y fui detenido por una oficial de Metro“ dijo Franco.

Durante la parada de rutina, la agente policial vio que Franco tenía una orden de arresto por una infracción de tránsito pasada que no había pagado. “Me dijo de que me iba a llevar detenido y pues me puso las esposas. Nunca me imagine que fuera a hacer eso y pues así terminé en la cárcel“.

Sin embargo, la la Policía Metropolitana de la ciudad de Las Vegas insiste en que ninguno de sus agentes arrestó a Franco, ya que no cuentan con ningún récord de ese hecho.

Franco explicó que en total, estuvo detenido por 20 días y que gracias a grupos de activistas que conocieron de su caso, fue que pudo salir.

Requa-Trautz explicó que esta no es la primera vez que sucede un caso como este, explicando que este acuerdo permite poner a la orden de inmigración a personas que no tienen un récord criminal. “Una luz rota no es una causa para pasarle a una persona al departamento de inmigración“, apuntó.

“Que se acabe con el 287 G ya, volver a su misión sin estar involucrados en la agenda de una administración super racista“ explicó Requa-Trautz.

La policía responde

Ante las protestas en contra del programa La Policía Metropolitana de Las Vegas nos permitió realizar un recorrido por el Centro de Detención del Condado Clark, lugar donde se aplica el 287 G.

Jacinto Rivera, oficial de información de Metro, explicó que “el único lugar donde se aplica el 287 G es en el centro de detención“ aclarando que “es falso que nuestros patrulleros estén realizando labores del departamento de inmigración“.

En efecto, sólo 11 oficiales de Metro forman parte del equipo de cooperación entre ambas agencias. De ellos 4 están operativos en todo momento mientras que los otros 7 están como respaldo en caso de ser necesarios.

En el Centro de Detención del Condado Clark, la oficial de prisiones Sonia Watterson explicó el proceso.

“Todos las personas que llegan pasan por el mismo proceso. Pasan una revisión de seguridad, un chequeo médico y luego se verifica su información personal“ dijo Watterson.

En esa verificación de información es donde se le pregunta a la persona si es nacida o no en los Estados Unidos.

“Si la persona es extranjera, no importa si tiene presencia legal o ilegal, tiene que pasar al siguiente proceso que es el 287 G“.

Rivera explicó el proceso que se basa en una revisión de las huellas dactilares para conocer si el detenido tiene alguna solicitud de inmigración. Si la tiene, se le notifica a la agencia que tendrá la potestad de ir por el indocumentado o no. “No siempre es una garantía que al ser identificado como ilegal será deportado“.

Rivera insistió en que la única manera de que un indocumentado pase por el programa 287 G es si llega al centro de detención. “Si usted se porta bien, si obedece las leyes este programa no le afecta. Si paga sus multas como cualquier persona evitará que se genere una orden de arresto que lo pueda poner en este proceso“.

Por su parte Jorge Franco, asumió que fue un error no pagar esa multa, aunque insistió en que esto no lo hace un criminal peligroso que merece ser deportado.

Rivera resaltó que lamenta que ciertos grupos difundan información equivocada del programa pues esto podría generar desconfianza entre la comunidad y el departamento de policía.

El 287 G se comenzó a implementar en Las Vegas en el año 2009.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui