arbol miniatura
Pixabay
arbol miniatura
Pixabay

FOTO: Roban valioso bonsaí de 400 años y dueño explica cómo cuidarlo

El ladrón, que creen es un experto, robó varios árboles que acumulan un valor de casi 120 mil dólares

(NOTICIAS YA).- Un ladrón, al parecer experto, robó siete bonsáis de un jardín en Tokio con un valor de al menos 13 millones de yuanes, aproximadamente 118 mil dólares, y el dueño le pide que si no los devuelven al menos los cuiden apropiadamente.

El botín del ladrón incluía un árbol miniatura de 400 años de antigüedad, y ese es el que más preocupa a los dueños del jardín.

Incluso, el árbol shimpaku es famoso entre el mundo de los bonsáis y justo este mes iba a ser inscrito en un concurso, detalla CNN.

Fuyumi Iimura, esposa del maestro de los bonsáis que elaboró ​​los árboles, reveló que el premio de la competencia es de más de 10 millones de yenes, $ 90,000.

LEE: Arrestan a presunto ladrón de camión luego de persecución desde Bonsall hasta Oceanside

“Tratamos a estos árboles en miniatura como a nuestros hijos”, dijo. “No hay palabras para describir cómo nos sentimos”, lamentó la mujer.

Iimura dijo que es muy probable que él o los ladrones sean profesionales, pues tras cometer los robos por varias noches durante el mes pasado se llevaron los árboles miniatura más valiosos del parque, que cuenta con 5,000 hectáreas y casi 3,000 árboles bonsái.

Seiji Iimura, esposo de Fuyumi, es un maestro bonsái de quinta generación, cuya práctica familiar se remonta al período Edo (1603-1868).

El bonsái  fue introducido en Japón en el siglo VI por un grupo de estudiantes japoneses de budismo zen que regresaban de sus viajes al extranjero. Bonsái significa literalmente “plantado en un recipiente” y el arte conlleva hacer crecer el árbol silvestre en un pequeño contenedor.

Crear el shimpaku es un proceso laborioso, sobre todo porque los árboles originales son peligrosos de recolectar y crecen en acantilados precarios, detalla CNN.

FOTOS: Ladrón se lleva el medicamento para el cáncer de un niño

El árbol robado de 400 años de antigüedad había sido retirado de una montaña hacía siglos. A través de un profundo conocimiento de la fisiología vegetal, la familia de Iimura había reducido gradualmente el árbol a su forma en miniatura. Medía un metro (3,2 pies) de altura y alrededor de 70 centímetros (2,3 pies) de ancho cuando se la robaban.

“No es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana”, dijo Iimura.

Los bonsáis robados pueden obtener una pequeña fortuna en el mercado negro, y se sabe que han sido enviados al exterior a Europa, detalló Iimura. Algunos artesanos han visto sus bonsáis en los sitios de redes sociales, agregó, pero pocos han podido recuperar sus pequeños árboles.

Lo que la pareja desea es que los bonsái sean devueltos, pero conscientes de que es una petición difícil han decidido pedir al ladrón que cuide bien de ellos.

VIDEO: Dejan sin pantalones a ladrón de celulares en metro de la CDMX

“Quiero que quienquiera que tomó los bonsáis se asegure de que estén regados. El shimpaku vivió durante 400 años. Necesita cuidados y no puede sobrevivir una semana sin agua”, fue uno de los consejos de la pareja, según relata CNN.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui