stood up
Foto: TheeErin (Flickr)
stood up
Foto: TheeErin (Flickr)

Hombre finge que lo dejaron plantado para cenar gratis en San Valentín

Tras enterarse de lo que hizo, el restaurante Outback lo invitó a regresar y volver a comer gratis, aunque con una condición

(NOTICIAS YA).- Un joven de 27 años fingió que su cita lo dejó plantado en un restaurante y logró cenar gratis en San Valentín, además de obtener una invitación para regresar con un acompañante y volver a comer sin costo.

Mashable cuenta la historia de Stephen Bosner, quien este 14 de febrero se puso una meta simple: terminar el día con un jugoso filete y sin haber pagado por este.

El hombre llamó a una sucursal de Outback e hizo una reservación para dos personas. Se puso un traje y arribó al lugar con un regalo. Se sentó en la mesa asignada y aseguró que su cita venía un poco demorada.

Sin embargo, la mujer en cuestión no existía. Bosner pasó la noche fingiendo esperar a una chica, su ánimo deteriorándose cada vez más. El extraño experimento estaba siendo documentado por él mismo a través de Twitter.

LEE: Estadounidenses pierden 143 millones de dólares por estafas “románticas”

El muchacho mantuvo vivo el engaño pidiendo vino para “Katherine”, además de dejarle varios mensajes de voz con el objetivo de que los otros comensales se enteraran de la fabricada situación.

Las horas pasaron y la chica jamás llegó, tras lo cual Stephen olvidó las reglas de etiqueta y se bebió de un solo trago el vino de su falsa novia, además del pan que el mesero les había llevado para abrir el apetito.

Todas las personas que se encontraban cerca voltearon a verme en algún momento de la noche”, asegura Bosner, quien decidió finalizar su plan con una llamada a “Katherine” en la que aceptaba que ella nunca llegaría, hablando lo suficientemente fuerte para ser escuchado por el resto de los clientes.

LEE: ¿Soltero en San Valentín? Este día no es solo para los enamorados

Creo que ya no vendrás, así que supongo que hablaremos luego. Espero que todo esté bien y que no te haya pasado algo malo”, dijo.

El experimento no terminó allí, puesto que Stephen obligó a los trabajadores a extender su turno de trabajo al quedarse viendo su plato de comida hasta 25 minutos después del cierre, además de haber llorado y tirado alimentos al suelo. La escena causó tanta lástima que una pareja pagó por su filete.

A pesar de que fue una molestia para los trabajadores del lugar, el mesero que atendió a Bosner le ofreció consejos para lidiar con la situación. En agradecimiento, y para resarcir un poco su ofensa, el joven le dejó una propina de 20 dólares, además de donar 50 dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

LEE: Día del Amante, el ritual de los infieles antes de San Valentín

Después de que su historia se volvió viral, la cadena Outback se comunicó con el joven y le ofreció una cena gratis en su próxima visita, siempre y cuando se presentara con una acompañante.

Esto, sin embargo, no fue bien recibido por una gran cantidad de usuarios de redes sociales, quienes rechazaron que el restaurante haya premiado a alguien que desperdició el tiempo de los meseros y posiblemente los hizo perder cientos de dólares en propinas.

 

VIDEO RELACIONADO:







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui