vacunas gratis
Pixabay
vacunas gratis
Pixabay

La vacuna MMR no causa ni eleva riesgo de autismo, confirma otro estudio

Se estudió a más de medio millón de niños nacidos entre 1999 y 2010.

(NOTICIAS YA).-No, la vacuna MMR no aumenta el riesgo de autismo, revela otro nuevo estudio que duró 10 años y analizó a más de medio millón de pacientes.

La vacuna MMR es una inyección que evita que los niños contraigan el sarampión, las paperas y la rubéola.

De acuerdo con el nuevo estudio de más de 650,000 niños, esta vacuna no aumenta el riesgo de autismo y no desencadena el autismo en niños que están en riesgo.

LEE: ¿Puede la vacuna contra la gripe causar un aborto?

Según la publicación de CNN, los investigadores utilizaron un registro de población para evaluar si la vacuna MMR aumentó el riesgo de autismo en niños nacidos en Dinamarca entre 1999 y 2010.

Hasta agosto de 2013, se realizó un seguimiento de un total de 657,461 niños.

Los investigadores documentaron los diagnósticos del trastorno del espectro autista y los factores de riesgo que incluyen: la edad de los padres, el diagnóstico de autismo en un hermano, el parto prematuro y el bajo peso al nacer.

LEE: Es antivacunas y fue atacada en redes cuando su bebé contrajo tosferina

Más del 95% de los niños recibieron la vacuna MMR, y 6,517 fueron diagnosticados con autismo. La vacuna MMR no aumentó el riesgo de autismo en los niños que no se consideraron en riesgo de padecer el trastorno, señaló el medio de noticias.

“La idea de que las vacunas causan autismo todavía existe y se está exponiendo mucho en las redes sociales”, señaló Anders Hviid, autor principal del estudio e investigador principal del Statens Serum Institut en Dinamarca.

La mayor contribución del estudio fue la inclusión de niños con riesgo de autismo, dijo el Dr. Paul Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas en el Hospital de Niños de Filadelfia, quien no participó en la nueva investigación.

LEE: Son médicos y su hijo murió de influenza días antes de ser vacunado

El mito que une las vacunas y el autismo surgió de un estudio realizado en 1998 por Andrew Wakefield, publicado en la revista médica The Lancet. Wakefield había sido compensado por una firma de abogados con la intención de demandar a los fabricantes de la vacuna MMR, y en 2010 perdió su licencia médica.

Varios estudios posteriores que intentaron reproducir los resultados no encontraron una relación entre las vacunas y el autismo.

“En este momento, se han realizado 17 estudios previos en siete países, tres continentes diferentes, que involucran a cientos de miles de niños”, dijo Offit.

“Creo que es justo decir que ha surgido una verdad”.

Sin embargo, el mito de un vínculo entre las vacunas y el autismo continúa siendo utilizado por activistas contra las vacunas, a quienes se ha culpado por los brotes de sarampión en curso en los Estados Unidos.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui