bebé muere
Pexels
bebé muere
Pexels

ADN delata a madre que abandonó a su bebé en el frío hace 38 años

El bebé pasó al menos 24 horas en una zanja antes de morir, tras ser abandonado al nacer

(NOTICIAS YA).- La policía de una ciudad de Dakota del Sur ha logrado resolver un crimen que conmocionó a su comunidad hace casi cuatro décadas cuando un bebé fue encontrado muerto en una zanja; en donde pasó al menos 24 horas antes de congelarse y desangrarse.

Nueva tecnología de ADN llevó a la policía de Sioux Falls a la detención de la madre del bebé el pasado viernes, apenas unos días después de que se cumplieran 38 años del impactante caso.

El 28 de febrero de 1981 un recién nacido fue encontrado envuelto en una manta a las afueras de Sioux Falls por la residente Lee Litz, quien sigue sin poder olvidar el escalofriante hallazgo.

Litz conducía cerca de un campo de maíz cuando a un lado de la carretera alcanzó a ver una manta roja que sobresalía de una zanja y un riachuelo del mismo color sobre la grava congelada.

LEE: Prueba de ADN ayuda a resolver crimen cometido en 1999

Ella decidió detenerse y salió al frío para descubrir que se trataba de un bebé. “Ver a un niño tirado así, ¿cómo podría alguien hacer eso?”, dijo Litz al Argus Leader en vísperas del 35 aniversario del crimen.

El bebé tenía lágrimas congeladas sobre sus mejillas y la manta en realidad estaba cubierta de sangre.

Un médico forense determinó que el niño estuvo en la zanja durante aproximadamente 24 horas. Nació vivo y permaneció con vida al menos dos horas antes de congelarse y desangrarse; aún tenía el cordón umbilical y la placenta.

El crimen conmocionó a Sioux Falls, fue el segundo homicidio en la pequeña ciudad en 1981 y uno de los pocos casos que permanecerían sin resolver, hasta ahora.

No se identificaron sospechosos, no se sabía quién era la familia del bebé. La comunidad terminó uniéndose para darle sepultura y lo nombraron Andrew John Doe.

Durante años las autoridades locales regresaban al caso para intentar localizar a la madre.

VIDEO: Encuentran bebé abandonado aún con cordón umbilical en matorrales

Pero la investigación dio un giro hasta 2009, cuando la policía decidió exhumar el cuerpo del bebé para obtener ADN de los huesos. Aun con el perfil del ADN del bebé no se logró mucho, pues no coincidió con ninguno de los datos que se tenían registrados.

El detective Michael Webb revisó la base de datos cada año durante los últimos 10 años. Pero fue hasta enero pasado cuando logró tener una pista gracias a la genealogía genética, según detalla el Washington Post.

La genealogía genética toma el ADN de un sospechoso desconocido de la escena del crimen e identifica al sospechoso a través de los miembros de su familia, quienes voluntariamente envían su ADN a las bases de datos de genealogía, según explica ABC News.

Así fue como se enfocaron en una mujer que habría tenido 19 años en 1981: Theresa Bentaas.

Después de todos estos años, ella todavía vivía en Sioux Falls, junto a su esposo y dos hijos adultos. Ahora con 57 años, fue arrestada y acusada de dejar al bebé vivo en la zanja.

LEE: 47 años sin verse: Prueba de ADN ayuda a reunir a madre e hijo

La mujer fue arrestada el viernes pasado, tras ser interrogada por la policía el pasado 27 de febrero, la fecha de nacimiento de su primer hijo. Ella fue acusada de asesinato en primer grado, asesinato en segundo grado y homicidio involuntario, dijo la policía.

El padre del bebé también fue entrevistado, pero no arrestado porque “se determinó que en ese momento eran jóvenes adolescentes y él no lo sabía”, según dijo Webb, detalla ABC News.

Bentaas deberá comparecer ante el tribunal el 11 de marzo y se le ha fijado una fianza de $ 250,000.

VIDEO RELACIONADO:







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui